sábado 19/6/21

Juaristi ISB, rival del CB Zamora, culmina el doblete para retornar a la Liga LEB Oro

Se habían proclamado campeones de Copa LEB Plata el pasado mes de enero sobre la pista del FC Barcelona y los jugadores del Juaristi ISB no fallaron tampoco en una histórica jornada en la que culminaron el doblete (Liga + Copa) tras proclamarse campeones de la Liga LEB Plata.
Juaristi celebra el título.
Juaristi celebra el título.
Sabían que no iba a ser un objetivo sencillo y que iban a tener que sufrir durante los 40 minutos de partido, pero los jugadores del Juaristi ISB jugaron a la perfección su papel sobre la cancha de un FC Barcelona que lo intentó hasta el final y que sucumbió únicamente a través del acierto exterior de su rival. Un encuentro para la historia de Azpeitia y Azkoitia y que será recordado para siempre por un club que culminaba así el doblete gracias a su segundo ascenso a la Liga LEB Oro. 

Llegaron a Barcelona con seis puntos de renta y regresaron a casa con el título de campeones de Liga bajo el brazo y, sobre todo, con la posibilidad de jugar la próxima temporada en la Liga LEB Oro. Todo un premio a su excelsa temporada y, en especial, a un encuentro en el que supieron sacar la garra necesaria cuando más complicado parecía todo. Una actitud que avaló su remontada final y el billete a una categoría superior. 


El carácter vasco rompe el dominio defensivo (10-16)

Habían coincidido ambos técnicos en la previa de la final acerca de la importancia que iban a tener las defensas en los primeros minutos de partido y sus 10 jugadores fueron capaces de responder a la exigencia sobre la pista. Porque uno y otro equipo necesitaron de un par de minutos para anotar sus primeros puntos. Un encuentro muy trabado en anotación durante sus primeros compases y en el que tuvo que ser la fuerza de todo un capitán como Ibón Guridi la que rompiera con la sequía. A partir de ese momento, cada equipo comenzó a jugar sus cartas, en el caso de los blaugranas con un Sergi Martínez que sumaba sus primeros puntos y en el del conjunto vasco a través de la fortaleza de un juego exterior intratable. Especialmente a la hora de sumar centímetros a un rebote ofensivo que lograba generar desde las segundas opciones. Aunque ningún otro jugador resultó más efectivo que un Manex Ansorregi cuyo 2+1 provocó una doble personal de Jaume Sorolla llevando al conjunto vasco por delante al descanso (10-16). 


De la máxima renta azpeitiarra a la inversión blaugrana (17-10)

No le sentó nada mal el paso por el banquillo al conjunto blaugrana ya que la pizarra de Mateo Rubio se dejó notar en la reanudación del choque. Especialmente sobre la figura de un Quentin Goulmy que, con un certero triple, lograba acaparar la atención defensiva de su rival. De este modo, los blaugranas llegaron a acercarse en el marcador, pero una vez más, la falta de acierto en la anotación y los problemas en el rebote ofensivo, impidieron que su buen juego llegara a buen puerto. Y eso, ante un rival como el Juaristi ISB, no suele tener buenas consecuencias. Porque el conjunto de Iñaki Jiménez no dejó escapar la oportunidad, sumando en dos acciones consecutivas para lograr una renta máxima con la que obligaron a Mateo Rubio a parar el partido. Fue entonces cuando la labor de Juani Marcos en la dirección llevó a su equipo a tomar oxígeno en ataque logrando dos buenas acciones con las que invertir su suerte en el tramo final de una primera parte que permitía a los locales el poder alcanzar los vestuarios por delante en el marcador. Un pequeño premio que aportaba confianza al plantel de la Ciudad Condal (27-26). 


El carácter de los de Mateo Rubio hace soñar con la remontada (20-20)

Sabedores de que la lucha por el ascenso iba a exigir un paso más, los jugadores del Barça B regresaron a pista dispuestos a focalizar en su objetivo. Así, un pequeño parcial de 4-0 a cargo de un Juani Marcos que despuntaba en la dirección comenzó a hacer daño a un Juaristi ISB al que le costaba reaccionar. Volvió a golpear Juani Marcos desde el 6,75 por partida doble y, con ello los de casa alcanzaban su renta máxima para igualar la eliminatoria (37-31). Parecía que podía llegar el momento de romper el partido, pero una vez más, el Juaristi ISB lograba igualar el marcador gracias al sacrificio defensivo. Porque su anticipación a las líneas de pase permitía a los de Azpeitia el poder recuperar el terreno perdido al término de un último cuarto con el que "conservar" temporalmente su ascenso (47-46).


El Barça lo tuvo... ¡Pero Juaristi remontó desde el perímetro! (16-20)

Había llegado el momento de la verdad después de 70 minutos de juego y al FC Barcelona le tocaba dar un nuevo paso al frente. Todo un zarpazo al encuentro que comenzó a gestarse a través de dos buenas acciones desde la dirección de un Didac Cuevas que aportaba energía a sus compañeros. Aunque fue el estratosférico mate de Sergi Martínez el que llevó al Barça a remontar por primera vez la eliminatoria a 7 minutos para la conclusión (54-46). Sin apenas margen de error la pelota estaba en el tejado de un Justisti ISB acostumbrado a salir airoso de las situaciones más complejas para, con una batería de cambios igualar de nuevo el choque (54-53). Aunque una vez más y tal y como había sucedido en la totalidad de sus enfrentamientos, al marcador aún le quedaban por vivir un par de distanciamientos entre unos y otros. Un final repleto de emoción y en el que los de Mateo Rubio llegaron a ver la victoria realmente cerca, pero los triples de Beñat Hevia a modo "dejavu" copero y la explosión de Manex Ansorregui fueron más que suficientes para invertir las tornas y poder hacerse con el título. A partir de ese momento comenzaba la fiesta de una noche para la historia en ese modesto club de Azpeitia y Azkoitia (63-66). 

Comentarios