sábado 18/9/21

"Otra vez NO en Sayago" celebra una concentración informativa sobre el macroparque eólico

Aseguran que hasta la fecha los ayuntamientos y promotores han realizado únicamente alguna reunión con los vecinos en 2019
Concentración informativa "Otra vez no en Sayago"
Concentración informativa "Otra vez no en Sayago"

Aprovechando la época de mayor afluencia de pobladores estacionales de Sayago, alguno de los cuales lleva más de un año sin volver a su tierra a consecuencia de la pandemia, la plataforma Otra Vez NO en Sayago ha llevado a cabo una concentración informativa frente al ayuntamiento de Bermillo, para repartir información sobre los efectos del macroparque eólico proyectado en el centro de la comarca.

Hasta la fecha, los ayuntamientos y promotores del macroproyecto han realizado únicamente alguna reunión con los vecinos en 2019, en la que incluso se han manejado datos incorrectos de altura, trasladando como mensaje básico los beneficios esperados en términos de ingresos y empleo, pero pasando por alto la repercusión que tendrán en el territorio unas moles de más de 240 metros de altura total, con aspas de casi 80 metros de largo.

Más allá del impacto visual, que hará los molinos visibles en 50 kilómetros a la redonda, preocupan otros aspectos como las obras necesarias para construir los seis parques de once turbinas, que exigirán movimientos de tierra en suelo rústico rústico con protección natural, habilitación de caminos para dar cabida a cientos de camiones y vehículos de transporte especial (recordemos las aspas de una pieza de 78,3 metros de longitud) y los miles de metros cúbicos de hormigón y hierro que formarán las zapatas de las torres. La transformación del suelo y el paisaje, evidentemente, tendrá también un impacto negativo en el desarrollo de otras actividades con futuro, relacionadas con el turismo, la ganadería y la producción ecológica, que son actualmente el sustento de muchas familias sayaguesas.

En este aspecto económico, los ingresos prometidos con esta megainstalación, se valoran como muy escasos por la plataforma, en comparación con el daño ocasionado a otros sectores.

El hecho de que se prevea ocupar parte de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica, también conlleva afecciones de especial sensibilidad sobre la biodiversidad de un espacio natural donde habitan numerosas especies protegidas, tanto de aves como de quirópteros (murciélagos). Contacto: Delfín Martín (portavoz) 630016234 Más información: otraveznoensayago.blogspot.com

El problema de plantear las necesidades de información como una tarea limitada al ámbito local, supone que otras poblaciones vecinas no sepan lo que se planea construir a sus puertas. Se da la circunstancia añadida, que difícilmente se puede entender como casual, de que los aerogeneradores se encontrarían justo en el límite del término de Bermillo, quedando esta localidad más alejada de sus efectos que otras poblaciones limítrofes, como es el caso de Abelón, Luelmo, Monumenta, Tudera o Pasariegos.

Tampoco se ha informado convenientemente, ni con el necesario alcance, sobre la contaminación acústica y lumínica que producen estas estructuras colosales. En los estudios de sonoridad incluidos en los proyectos técnicos, se compara el ruido producido por un aerogenerador con “el rumor de una ciudad, lo que lo convierte en algo casi imperceptible”, algo que probablemente sea así en una ciudad, pero no en una zona rural, en la que el silencio es precisamente uno de los tesoros más apreciados. Tampoco se suman los datos de los 66 molinos, que ya acumularían el “rumor” de otras tantas ciudades, ni se menciona el hecho de que ese rumor es constante las 24 horas del día, 7 días a la semana.

La iluminación nocturna, exigida para mantener la seguridad del tráfico aéreo, también supondría una alteración de otro de los atractivos de Sayago como es la observación del cielo. Este innovador recurso ya cuenta incluso con un observatorio en activo y otro en proyecto, que verán su escenario degradado por el exceso de iluminación.

Desde la plataforma, lejos de hacer oposición al desarrollo de la comarca, se plantean otras alternativas realmente sostenibles, incluyendo también las energías renovables, pero con pequeñas instalaciones de autoconsumo que tendrían menor impacto y sí generarían beneficios directos para la población y mucho más empleo local, en el modelo de transición energética distribuido y justo que defiende la Alianza Energía y Territorio (ALIENTE) en la que está integrada la plataforma Otra Vez NO en Sayago, junto a otras 150 entidades de toda la geografía española que se enfrentan al mismo tipo de amenaza industrial, en la que priman los intereses de las grandes empresas y fondos de inversión internacionales, frente al desarrollo rural.

La experiencia en otras zonas que cuentan con parque eólicos y plantas fotovoltaicas desde hace años, ya ha quedado demostrado que la despoblación continúa siendo un problema creciente, ya que esta industria sólo genera empleo en su fase de fabricación, convirtiendo los territorios elegidos para la generación en “zonas de sacrificio”. Frente al mantra “dinero y empleo” repetido por los defensores del parque eólico de Sayago, la plataforma se compromete a continuar con su labor de información, a través de nuevas actividades durante el verano. 

Comentarios