miércoles 20/10/21

El Banco de Viviviendas de Sayago, un ejemplo a seguir en el resto de la provincia

La Diputación se compromete a estudiar la aprobación de una partida económica para este proyecto en los presupuestos de 2022 tras rechazar en Pleno una moción de urgencia de IU
Los promotores de Juntos por Sayago, José Antonio de la Mano y Domingo Martín
Los promotores de Juntos por Sayago, José Antonio de la Mano y Domingo Martín

El presidente de la Diputación, Francisco Requejo, se comprometió a estudiar la posibilidad de aprobar en los presupuestos  de 2022 una partida para crear en la provincia un banco de viviendas. La iniciativa que presentó en el Pleno del pasado viernes la diputada de IU, Laura Rivera, no es nueva y tiene su antecedente en el exitoso Banco de Viviendas de Sayago.

Aunque el Pleno rechazó la moción de urgencia, Requejo se comprometió a estudiar la posibilidad de extender el proyecto a toda la provincia con el respaldo de una partida económica para el año que viene.

Desde el Banco de Viviendas de Sayago aplauden la apuesta  a nivel provincial para emular el éxito de su proyecto 18 meses después de su creación. Ahora, la asociación quiere ir más  allá y han solicitado a la Junta de Castilla y León ayudas para la rehabilitación de tejados y viviendas rurales.

Que el ejemplo cunda en la provincia no solo dependerá de la Diputación de Zamora, también de las iniciativas de particulares dispuestos a asociarse. Lo que tiene claro Laura Rivera, y así lo dijo en el Pleno, es que una Bolsa Provincial de Viviendas Vacías atraería población.

"El Proyecto Arraigo", como denomina Izquierda Unida a esta iniciativa, pretende poner en mano de los ciudadanos viviendas de titularidad municipal y de particulares en régimen de alquiler en municipios de menos de 5.000 habitantes, que podrían acceder a ayudas a la rehabilitación.

Desde IU se reconoce que se trata de "una propuesta modesta que ya han llevado a cabo otras diputaciones cercanas como las de Soria, Burgos y Ávila, que está siendo superada afortunadamente por los propios municipios de Zamora, que en algunas zonas se están organizando para establecer “bancos o bolsas de vivienda”, para alquiler o para venta que incluyen viviendas de propiedad municipal y privada". Y citó en Pleno el caso de Bermillo de Sayago y recientemente de Fuentespreadas, aunque hay otras asociaciones que también han puesto en marcha este tipo de iniciativas de forma más localizada, caso de Tardobispo o Fermoselle.

Laura Rivera aseguró durante su intervención que "algunas diputaciones han avanzado estableciendo ayudas a la rehabilitación (caso de Soria), e incluso convenios con constructores para rehabilitar (Lugo)".

Y recordó que ya existen subvenciones a la rehabilitación de viviendas en la Diputación de Zamora, tras la firma en marzo con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de un acuerdo para rehabilitación de viviendas de titularidad municipal, con una aportación de 208.000 euros a partes iguales entre ambas administraciones, destinados a municipios de población inferior a 5.000 habitantes que puedan justificar la existencia de demanda de viviendas en alquiler.

Sin embargo, es un objetivo y una cantidad económica que sólo servirá para rehabilitar 8 viviendas, pero que se une a las subvenciones que ha dado la Junta a través del programa Rehabitare desde 2016 para 26 viviendas, y otras 26 previstas hasta 2023.

Pleno de la Diputación de Zamora

IU considera que en este momento se dan las siguientes circunstancias favorables a la creación de una bolsa de viviendas apoyada por la Diputación:

- Tenemos viviendas de titularidad municipal y privada en nuestros pueblos que están vacías y “arroñándose” y que hay que rehabilitar por motivos de seguridad al menos.

- La vivienda es imprescindible para el asentamiento de población.

- Nuestros pueblos se están empezando a organizar para promover bancos y bolsas de viviendas que se pongan a disposición de personas interesadas en su alquiler o compra.

- La propia Diputación y la Junta ya tienen un convenio de rehabilitación de viviendas públicas, que podría ser ampliado a viviendas de titularidad privada que quisieran formar parte de las bolsas de viviendas.

Rivera concluye que "aunque desde la Diputación de Zamora no se haya querido tirar del carro inicialmente, al menos debería subirse al carro que ya está en marcha, no en el sentido peyorativo del término, sino en el de unirse al trabajo con todos los medios necesarios".

MOCIÓN DE URGENCIA

1. Crear una Bolsa de Viviendas Provincial con el objetivo de impulsar la rehabilitación y alquiler o venta de viviendas vacías en municipios menores de 5.000 habitantes así como recoger las iniciativas de los ayuntamientos que ya cuenten con este recurso, y con el fin inicial de favorecer la información a la ciudadanía sobre las viviendas de titularidad municipal y privada disponibles para alquiler o venta, facilitando la comunicación con los ayuntamientos para los correspondientes procesos de adjudicación y con los particulares propietarios de viviendas que reúnan los requisitos establecidos.

2. Estudiar la posibilidad de ampliar las ayudas a la rehabilitación de viviendas en los municipios de menos de 5.000 habitantes con cargo a los remanentes de tesorería, así como las posibilidades de convenios con organizaciones empresariales y/o empresas constructoras que puedan llevar a cabo esta rehabilitación.

El Banco de Viviviendas de Sayago, un ejemplo a seguir en el resto de la provincia
Comentarios