viernes 24/9/21

Zamora: ¡Un palomar!

La opinión crítica de Francisco Iglesias:

De un tiempo a esta parte, se puede observar, ¡y hasta constatar mensurablemente!, por toda la ciudad de Zamora, la más que muy amplia presencia de palomas.

 

Lo que en tiempos pasados, y no muy lejanos, era casi una situación cuasi anecdótica, la visualización urbana de las palomas, ahora se ha trocado, yendo hacia el otro polo, en una plasmación presencial más que exuberante de estos animales.

palomos
palomos

Tales aves, visto está, parecen aprovechar cualquier resquicio y/o espacio, de las situaciones urbanas de nuestra ciudad de Zamora, para hacer ostensible acto de su presencia pública.

Lo que en tiempos se nos presentaba como un animal de comportamiento temeroso e incluso huidizo, ha dado un cambiazo completo, para pasar a ser de una inusitada sociabilidad, hasta de cierta terquedad e incluso con sesgos renuentes de amplia tozudez en su deambular diario.

Es ampliamente visible que los excrementos de tales aves están afectando al mobiliario urbano que, en forma diligente, ha instalado el Ayuntamiento de Zamora, ¡que es nuestro Ayuntamiento!, dando una sensación peyorativa y una imagen negativizadora sobre el previo esfuerzo realizado.

El "ronroneo palomifero", nos acompaña musicalmente en nuestro deambular por casi todas las calles y plazas de Zamora, lo hace a todas las horas y en cualquier ubicación, sea tanto en los barrios como en el centro urbano.

Esta situación Colombofilia está dando la impresión, puede que más que la impresión, de ser como una especie de presunta plaga, con lo cual estaríamos a la posible necesidad de la actuación de profesionales expertos en tal materia para su adecuado seguimiento.

Lo que estamos teniendo con las palomas en la ciudad de Zamora, parece ser que, y en atención a noticias de agencias, se está igualmente produciendo en otras poblaciones de España, lo cual indicaría, ya de por sí, que no estamos ante un caso aislado aquí y, claro está, tampoco puntual, además de no ser baladí.

La situación de ahora, en este asunto de la actual posible plaga de palomas, estribaría en la amplia diferencia,¡ y hasta exultante distinción!, entre aquella imagen de otrora, cuasi bucólica, de los `antiguos palomares´ (como lugar de recogimiento de las palomas) y esta nueva versión de las palomas instaladas permanentemente en nuestras ventanas, balcones, patios, terrazas, monumentos, calles, plazas,...

No hace falta ser muy especializado en el seguimiento del itinerario deambular de las palomas, para observable y visualmente constatar que deambulan por todos los sitios, picoteando en todas partes, sea cual sea el estado higiénico/sanitario que tal tipo de alimentación les procura, lo cual podría acarrear, en nuestra suposición, otras problemáticas añadidas -.- al actuar como presuntas transmisoras de gérmenes -.- a la ya indicada de su amplia presencia y abundante proliferación.

Consideramos que menguar, en la manera de lo posiblemente técnico, la numerosa presencia de palomas en la ciudad de Zamora podría acarrear beneficios comunes para todos y cada uno de los ciudadanos que, en esta nuestra ciudad, aquí convivimos y además, y a mayores, ayudaría sobremanera en aspectos de imagen pública y, por ende, turística de la misma.

A nuestro Ayuntamiento de Zamora le instamos, léase como ruego público, para que considere, desde esta nuestra exposición, la realización de "algún plan de acción" que ayudase, con visible efectividad, en la reducción de tan "amplio y general palomar" sobre este nuestro espacio urbano zamorano.

Francisco Iglesias Carreño

Presidente PREPAL

Comentarios