sábado 22/1/22

La estupenda planificación del plan de vacunación nacional es tal que los taxistas se vacunan antes que el personal sanitario

Así es, hablando con varios taxistas que han llevado a las 11 enfermeras que forman el equipo de vacunación a los centros de mayores les han ofrecido las "vacunas sobrantes" a estos profesionales que en muchos casos han dicho "no" por decencia y responsabilidad además de por dignidad profesional. Ellos si que valen los que dijeron no ante una situación de pandereta.

Lo increíble es que sabiendo que un vial da para 6 vacunas, ahora que lo descubrieron las enfermeras que también saben que las jeringuillas para realizar la acción están en desabastecimiento, y que hay hojas de vacunación previstas tanto en centros de ancianos como en unidades sanitarias, podemos ver a los profesionales de la Salud de Puebla en la calle pancarta en mano pidiendo algo totalmente lógico que es su vacunación, puesto que ellos están en primera líne, el desastre vuelve a estar servido y digan lo que digan desde la Junta de Castilla y León hay un descontrol que genera estos desaguisados porque los protocolos de los que presumen son ineficaces visto lo visto.
Con todo el respeto para los profesionales del taxi que merecen vacunarse pero eso si cuando lo determine su estatus, lo triste es que no haya una programación clara de quien se vacuna y como se controla esa vacunación.
La pregunta es: si esto está pasando, es que no hay un registro claro de quien se vacuna y que colectivos tienen el beneplácito para hacerlo.

Ejemplo práctico: Vacunación en un geriátrico, 25 abuelos y 10 trabajadores sociosanitarios, 35 personas en total, las enfermeras llevan 6 viales x 6 vacunas, una vacuna sobrante. En la recámara un sustituto o un voluntario para esa vacuna que "sobra". ¿Y quien es el agraciado? ¿ El taxista que las lleva? Esta es la previsión de los equipos de vacunación y de la Junta de Castilla y León. Viva el Protocolo y gracias por participar, nada extraña ya en este país donde las vacunas se las ponen primero los políticos o los obispos y a los sanitarios que les den, total que más da.

Que triste que se siga jugando con la vida de esta manera.

La estupenda planificación del plan de vacunación nacional es tal que los taxistas se...
Comentarios