sábado 31/7/21

La raya caliente a cuenta de Interreg y sus extraños e injustos dispendios

Durante estos últimos días ha tenido bastante repercusión en la prensa de Castilla y León, en especial en las de las provincias de Zamora y Salamanca, la gestión de los fondos europeos del programa “Interreg” por parte de la Junta de Castilla y León.
la raya somos todos
la raya somos todos

Dicho programa, “Interreg VA España-Portugal (POCTEP)”, promueve proyectos de cooperación transfronteriza con el apoyo de la Unión Europea. Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, el reparto de los más de 16,2 millones de euros ha causado malestar en Zamora y Salamanca, especialmente entre asociaciones y expertos de la raya hispanolusa, una zona considerada "desierto demográfico" que ve como los fondos transfronterizos se escapan a territorios que no tienen los problemas endémicos de la frontera. De esa cantidad tan solo se han destinado a Salamanca y Zamora, únicas provincias fronterizas con Portugal, poco más de la mitad, concretamente 8,5 millones de euros.

El reparto, realizado por la Junta de CyL, con sede en Valladolid y gobierno bipartito PP-Ciudadanos, ha sido el siguiente (imaginen la indignación de los ciudadanos de Salamanca y Zamora): Salamanca (con frontera) 5,1 millones; Valladolid (sin frontera), 3,8; Zamora (con frontera), 3,4. Inaudito e irritante, ¿verdad?, por no utilizar otros adjetivos castellanos más castizos. Pero no queda ahí la cosa, el Gobierno de Castilla y León considera que las provincias adyacentes, situadas en el ámbito de influencia de los límites fronterizos (¡alucina vecina¡ Nunca mejor dicho), también se benefician. Por esa razón, supongo, ya tiene su parte “adyacente” Valladolid (más montante económico que Zamora que es fronteriza) y León con 2,3 millones, además de Ávila con 1,3. El resto de provincias (Burgos, Palencia, Segovia y Soria), para que no se quejen, les toca también el “reintegro” de 250.000 eurines a cada una de ellas, ya que no son fronterizas ni adyacentes. ¡Manda huevos!, qué diría el otro.

Y la mayoría de los políticos de Salamanca y Zamora callados, no vaya a ser que sean sustituidos por otros y pierdan su tajada personal. Menos mal que al menos la agrupación Duero-Douro, integrada por 217 municipios hispanolusos, mayoritariamente fronterizos, y con doce años de experiencia de gestión de fondos europeos, ha sostenido que el reparto del “Interreg” responde a "una decisión intencionada y claramente equivocada". También desde Alcañices, José María Mezquita, siente que no hay justicia en el reparto, defendiendo que esos fondos se han de destinar a las zonas fronterizas que lo necesitan.

Otra ofensa desde Valladolid para con los territorios fronterizos de la comunidad. Algo habrá que hacer sin contar con esos políticos impresentables que nos representan. La ofensa está servida.

 Luis López Martínez

Comentarios