viernes 21/1/22

Segismundo Ferrero explicó a los medios la obligación de retrasar la samblea de socios al no tener cerrado ni el presupuesto de la nueva campaña ni el ejercicio anterior, el que, a falta de datos oficiales, mantendrá o incluso aumentará la deuda existente del club.

Segismundo Ferrero comparecía en las oficinas del Ruta de la Plata después de la presentación de los últimos jugadores y de negociar los últimos flecos del contrato de Álvaro de la Iglesia para hablar de la continuidad con Puma, de la asamblea de socios y del carnet de simpatizante.

El presidente del Zamora explicó que aunque era intención de la Junta Directiva realizar la asamblea en verano para poder allí llevar la aprobación del presupuesto y de la campaña de abonados, todavía no se había cerrado el presupuesto ni el ejercicio de la anterior campaña lo que obliga a retrasar una asamblea en la que ya no irá la campaña de socios, que será presentada la próxima semana. Ferrero, no tiene miedo a que, avanzada la temporada, la asamblea le tire abajo el presupuesto o una campaña de socios que ya no podría ser reversible.

En cuanto a los números del club, el presidente no dio datos al no conocerse de forma oficial pero si adelantó que la deuda será la misma o incluso se puede haber aumentado en el último ejercicio, aunque pedía cautela hasta que esté cerrado el ejercicio. Sobre el carnet de simpatizante que "está funcionando" todavía no se tienen datos oficiales, aunque desde dentro del club están satisfechos.

En cuanto la posible continuidad con Puma o la ruptura del contrato, la intención de los rojiblancos es mantener el año que une a la marca con el Zamora CF, aunque están negociando una posible rescisión que beneficiara a toas las partes y permitiera reducir ligeramente la deuda que se mantiene con Puma igual que con otros proveedores.

El Zamora CF mantuvo o aumentó la deuda en el último ejercicio
Comentarios