sábado. 22.06.2024
Zamorano descansando en Santa Clara
Zamorano descansando en Santa Clara

La provincia sigue perdiendo población. Durante le primer trimestre del año han abandonado la tierra el 1,26% de la población -entre defunciones y cambios de residencia-, con lo que Zamora se queda con apenas 169.504 habitantes. Supone la provincia con una mayor caída porcentual siendo además la más envejecida. Y es que el 30,91% del total tiene más de 65 años, lo que supone un altísimo nivel de envejecimiento, cinco puntos por encima de la media de Castilla y León. 

Así se desprenden de los datos del primer trimestre dados a conocer por el Servicio de Estudios Económicos de Castilla y León (ECOVAEstudios). Una situación que se suma a un porcentaje más bajo que el promedio regional en el número de extranjeros que han recalado en nuestra tierra, aún con el consecuente movimiento de refugiados procedentes de Ucrania. Los extranjeros en la provincia representan e 4,36% de la población, mientras que a lo largo del año tan sólo ha aumentado un 1,72%, la mitad de lo que ha evolucionado en el resto de Castilla y León. 

En cuanto a las perspectivas económicas, el ECOVAEstudios reconoce que Zamora está reaccionando "bien" a la situación económica. Así lo ha precisado el director del ECOVAEstudios, Juan Carlos De Margarida. Del ranking de las 34 variables que tiene el Observatorio, a nivel interanual la provincia se sitúa en el octavo lugar, mientras que con respecto a las 31 variables trimestral la evolución es "muy positiva" al encontrarse en el primer puesto. Pese a ello, matiza De Margarida que hay que ver cómo se va a mantener en los restantes trimestres del año. 

La guerra de Ucrania y la retirada de estímulos por el BCE son las principales amenazas para la economía zamorana, según las previsiones del Observatorio Económico. Las decisiones que Rusia vaya a tomar con respecto al precio del gas y de los cereales resultará determinante, con toneladas de cereales parados en los puertos del país de Vladimir Putin y también de Ucrania por el bloqueo ruso: "Si la cosecha que ya se ha recogido no se reparte se podría perder y derivar en que la próxima cosecha directamente no se realice". Ello derivaría, según De Margarida, en una "posible crisis alimentaria en conjunto con la crisis energética" que afectaría especialmente a países de África y Asia, mientras que en Europa sus consecuencias serían más tibias pero igualmente importantes.

Zamora baja de los 170.000 habitantes con un tercio de la población mayor de 65 años