martes 18/1/22

Zamora acoge una valiosa muestra temporal de libros litúrgicos de los siglos XVII y XVIII

El Museo Vaticano ha presentado hoy la selección de estos libros previos al Concilio Vaticano II como una muestra más de apertura a la sociedad
Presentación de la nueva exposición temporal Libros litúrgicos ilustrados en el Museo Diocesano
Presentación de la nueva exposición temporal Libros litúrgicos ilustrados en el Museo Diocesano

El Museo Diocesano acoge desde hoy una importante muestra de varios ejemplares ilustrados, fundamentalmente del siglo XVII y XVIII, y que han formado parte de la liturgia católica previa a la celebración del Concilio Vaticano II. La muestra supone, en palabras del obispo de Zamora, Fernando Valera, supone una muestra más de apertura a la sociedad y el compromiso por parte de la Diócesis de ir contribuyendo a la difusión del patrimonio eclesiástico. 

Esta exposición temporal llega a Zamora diez años después de su inauguración tras recorrer numerosos puntos de la geografía nacional. Bajo el título "Libros litúrgicos ilustrados de la Biblioteca Diocesana de Zamora", la muestra pretende hacer hincapié en el nutrido patrimonio de volúmenes litúrgicos escritos en latín y cuyo uso quedó relegado tras el Concilio Vaticano II, que supuso el paso al uso de la lengua vulgar. Libros de carácter epistolar, evangelizadores, etc quedaron en desuso y fueron rescatados por la Biblioteca en un intento de salvarlos de la desaparición. 

Los 23 libros presentan diversos formatos y procedencias con ejemplares impresos en Roma, Amberes, Venecia y Madrid. La mayoría de lis libros aparecen con diversos grabados en la portada, en las letras iniciales y en páginas enteras. Generalmente presentan una muy buena calidad, especialmente lo libros flamencos, si bien en algunos de ellos se puede apreciar su mayor deterioro fruto del uso litúrgico en la época. Así lo ha explicado el director del Museo y delegado de Patrimonio, José Ángel Rivera. 

Temas como la anunciación, el nacimiento de Jesús, la circuncisión, la Epifanía, la última cena, la Resurrección, la ascensión, Pentecostés, la Trinidad y La Gloria. 

Más allá de su carácter litúrgico, Rivera ha precisado la importancia de estos volúmenes que también constituyeron una fuente clásica para artistas de segunda orden. Un díptico detalla los datos de los 23 volúmenes que se exponen en un intento por "deleitar a los visitantes por la belleza de las estampas grabadas e incentiven el conocimiento de la Biblioteca Diocesana y la conservación de sus fondos". 

ACCESO A LA GALERÍA FOTOGRÁFICA POR MARCOS VICENTE

Zamora acoge una valiosa muestra temporal de libros litúrgicos de los siglos XVII y XVIII
Comentarios