jueves 28/10/21

O xenio, la nueva tienda de móviles y patinetes eléctricos de Zamora

El emprendedor zamorano de origen alemán, Kevin Hetzel, regenta el nuevo establecimiento que pretende ofrecer al cliente tres deseos: mantenimiento y reparación de los dispositivos y, si no hay más remedio, ofrecer uno nuevo
Kevin Hetzel atiende a una clienta en su tienda
Kevin Hetzel atiende a una clienta en su tienda

Desde hace apenas una semana, Zamora suma una tienda más y en pleno centro histórico. En la calle San Andrés esquina con Plaza Mayor, donde en su día se ubicó una sucursal de Caja Rural, se levanta O xenio, el nuevo negocio de venta de móviles, tablets y patinetes eléctricos que regenta un joven zamorano con apellido alemán, Kevin Hetzel, de 28 años y con las ideas claras sobre lo que quiere ofrecer a la ciudad.

"Queríamos dar un poco el cante", apunta sonriendo Hetzel, con un espacio diáfano y moderno. El resultado es un establecimiento luminoso y actual enfocado a la clientela más joven, aunque entre los artículos a la venta pueden encontrarse también móviles más del gusto de consumidores de mayor edad.

O xenio se estrena, además, como el único pequeño comercio de la capital que vende patinetes eléctricos, un vehículo que solo podía adquirirse hasta ahora en grandes superficies.

El nuevo establecimiento no es solo un punto de venta. "Mantenemos y reparamos desde los mismos patinetes hasta los teléfonos móviles y las tablets", señala Hetzel.

patinete eléctrico

¿De donde viene el nombre?. O xenio (genio en gallego) es un juego de palabras. Las O se parecen mucho a los ceros, el código binario que es la base de la informática. Pero, sobre todo, porque este joven emprendedor pretende ser como el genio de la lámpara y conceder a sus clientes tres deseos: mantenimiento y reparación de los dispositivos y, si no hay más remedio, el consumidor se llevará uno nuevo.

Kevin Hetzel cree que su tienda marcará la diferencia con una atención personalizada y un local "limpio". "No me refiero a suciedad. Hablo de limpieza estética", explica el joven emprendedor. "No hay paredes ni escaparates recargados y se puede ver lo que tenemos, pero sin enseñarlo directamente", añade. Porque el cliente no necesita ver los cargadores de los móviles. Se sobreentiende que si hay móviles hay cargadores.

Convencido de que Zamora necesita "gente joven", Kevin Hetzel reconoce que ha encontrado "algún bache" en el camino de emprender, aunque, tajante, recalca que lo importante es que "hemos abierto y aquí estamos".

Nueva tienda

Comentarios