jueves 24/6/21

La Peregrina, primera apuesta de recuperación del patrimonio de la cofradía de Virgen de la Concha

Los zamoranos podrán disfrutar de la imagen en la iglesia de San Antolín, que permanecerá abierta en las tardes de los viernes del mes de junio 
Imagen de la Peregrina
Imagen de la Peregrina

La restauración de Peregrina -la "sustituta" de la Virgen de la Concha- es la primera apuesta de la Cofradía de Nuestra Señora de San Antolín o de la Concha por recuperar el esplendor de su patrimonio. La imagen fue obra de Ramón Álvarez en 1884 y se considera una de las imágenes más importantes del imaginero y cuya restauración aún estaba pendiente. 

Con esta reparación la intención de la cofradía, una de las más austeras de la ciudad, es ir recuperando el rico patrimonio que posee, incluida su iglesia de aquí a los próximos años. En el caso de la Peregrina, la restauración ha sido posible gracias a Caja Rural de Zamora, mientras que el proceso ha corrido a cargo del equipo especializado del Obispado de Zamora con la restauradora Patricia Ganado Gamazo al frente.

La imagen luce con una nueva indumentaria, ya que hasta el momento la cofradía disponía de dos vestidos que se están tratando de recuperar, y con la esperanza de que pueda lucir en el culto del día de Santiago, el próximo 25 de julio. Aunque dichos cultos aún no se han podido confirmar, la intención de la cofradía es que la peregrina no caiga en el desuso y se ponga en valor y "a vista de los hermanos". 

El presidente y Junta de la Cofradía de Ntra. Sra. de San Antolín junto a la imagen de la Peregrina

Los orígenes de la Peregrina datan de 1884, que ha estado siempre al cuidado de esta Cofradía. Aunque se desconocen sus inicios, se piensa que fue un intento fallido de sustituir a la Virgen de la Concha allá por el siglo XIX atendiendo a la estructura y manera de ser, muy similares a la patrona de Zamora y a la que "de hecho, le valen los mismos trajes". Así lo revela el presidente de la Cofradía, Ricardo Flecha que también recuerda que ya había constancia de su existencia en la revista de "Zamora Ilustrada" de 1883 cuando el historiador Ursicino Álvarez da cuenta de que el imaginero coresano estaba haciendo la Virgen de la Concha, que muy posiblemente fuera en realidad la Peregrina. 

Así, la Peregrina pasó a protagonizar los actos del Día de la Ascensión, un rito que desapareció en 1976. 

Para ello, la iglesia de San Antolín permanecerá abierta durante las tardes de los viernes del mes de junio con la intención de que todos los zamoranos puedan disfrutar de la imagen, al tiempo que servirá para aclarar dudas a los hermanos de la cofradía. 

Comentarios