jueves 26/5/22
Foto de archivo residencia
Foto de archivo residencia

Las muertes por Covid siguen siendo el gran lastre de la provincia, una situación que también se ha trasladado a la población más vulnerable así como a los centros de mayores. Las férreas medidas para evitar que el virus se cuele en estas instalaciones dedicadas a la atención integran a personas de la tercera edad no han podido evitar el llamado "efecto Semana Santa" con un incremento considerable de nuevos casos, aislados y bajas. 

El último balance realizado pro la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León suma tres nuevos decesos desde el martes, con lo que ya son 295 los usuarios de residencias zamoranas que han perdido la vida tras dar positivo en una prueba PCR.

Tampoco mejoran los datos relativos a los nuevos casos Covid que suman 61 usuarios contagiados más desde el martes, mientras que 80 usuarios han dado negativo, sumándose así a la lista de recuperaciones que asciende ya a los 2.700 casos. 

En estos momentos, los centros de mayores de la provincia mantienen a un total de 31 usuarios aislados, de los que tan sólo dos presentan síntomas compatibles con el virus, el doble que hace tan sólo tres días. En cuanto a las residencias de mayores y centros de personas con discapacidad propios de la Junta de Castilla y León, en estos momentos permanecen ingresados por Covid un total de tres usuarios de la residencia mixta "Los Valles" de Benavente. 

Las residencias zamoranas se sitúan en la parte media de la tabla de mortalidad Covid por detrás de Soria (176), Ávila (216), Segovia (256) y Palencia (257) y en un ranking que sitúa a los centros de Valladolid como los más afectados con 647 usuarios fallecidos desde el estallido de la pandemia. 

Las residencias zamoranas siguen sufriendo nuevas bajas derivadas del Covid
Comentarios