miércoles. 21.02.2024
Acceso a uno de los hoteles instalados en el casco urbano de Puebla de Sanabria. Fotografía: Booking
Acceso a uno de los hoteles instalados en el casco urbano de Puebla de Sanabria. Fotografía: Booking

El puente de la Constitución se prevé como un gran respiro para la complicada situación que viene pasando la hostelería rural en la provincia. Con días en este mes de noviembre en los que no se han anotado ninguna reserva, el actual dato de ocupación que ronda el 50% de ocupación se plantea como una pequeña esperanza que se suma a la inminencia de las fiestas de Navidad. 

Las previsiones que maneja el presidente de Azehos Zamora, Óscar Somoza, hablan de cifras finales que, como viene siendo costumbre, estarán muy ligadas al tiempo y a la última hora. En caso de que las previsiones meteorológicas no dibujen tormentas en el horizonte, la situación podría mejorar hasta alcanzar entre el 65 y el 70% de ocupación en la provincia. 

La situación es notablemente mejor en el caso de la capital zamorana. Aquí los libros de registros ya dan cuenta de una ocupación de entre el 70 y el 80%, si bien con opciones a alcanzar hasta el 85% de cobertura de plazas. 

Se espera que la campaña sea "sensiblemente mejor" en comparación con el puente del pasado 2022, si bien desde AZEHOS remarcan la problemática de que estos próximos días coincidan con el encendido de luces y las cada vez mayores actividades que se programan en Madrid, de donde procede el mayor foco de clientela: "La más importante y fundamental procede de la capital y en estas fechas se viste de gala. Sino estaríamos prácticamente al 100%".

A ello se suma las restricciones autoimpuestas de consumo ya con la vista puesta en el desembolso económico que se realizará de cara a las Navidades. La subida del coste de vida se traduce en "incertidumbre que es enemiga de la hostelería". 

El puente de la Constitución, un leve respiro para la hostelería rural zamorana