miércoles. 21.02.2024

Los periodistas de CyL piden “romper” el relato que “normaliza” la violencia machista

Zamora acoge la V ‘Jornada de Medios de Comunicación y Violencia de Género:  Cómo combatir el borrado de la violencia de género desde el periodismo’ que impulsa la Delegación del Gobierno en Castilla y León y la Asociación de Periodistas Feministas de Castilla y León (Apfcyl)

El subdelegado del Gobierno de Zamora, Ángel Blanco, remarca la necesidad de que los medios de comunicación de Castilla y León se muestren contundentes frente a la violencia machista

Jornada de Medios de Comunicación y Violencia de Género
Jornada de Medios de Comunicación y Violencia de Género

Conscientes de que la sociedad es la construcción de los medios de comunicación, la Delegación del Gobierno en Castilla y León de la mano de la Asociación de Periodistas Feministas de Castilla y León ha celebrado este jueves la quinta edición de las jornadas de Violencia de Género y Medios de Comunicación.

Bajo el lema ‘Cómo combatir el borrado de la violencia de género desde el periodismo’, la jornada ha permitido incidir sobre la necesidad de cambiar el relato periodístico en torno a la violencia machista para evitar que se continúe banalizando y normalizando en una “cuestión en la que a las mujeres nos va la vida”.

Fue el mensaje en el que quiso incidir la periodista Nuria Varela, que remarcó la necesidad de dar nuevos enfoques a las informaciones sobre la violencia e género. “Sólo hay un periodismo, el bueno. Y en cuando se habla de violencia de género no hacemos buen periodista. En otras cuestiones buscamos las raíces, las mejores fuentes, contextualizamos, buscamos responsables y soluciones. Pero a la hora de informaciones sobre violencia de género no lo hacemos”.

En este sentido, Varela lamentó que los medios de comunicación estén contribuyendo al borrado de la violencia de género, convirtiéndola en un espectáculo, una cuestión superficial. “Estamos contribuyendo a que no sólo no disminuya, sino que aumente la violencia de género. Debemos profundizar, entender qué es la violencia de género y ver cómo evoluciona y, a partir de ahí, atacarla”.

Una jornada que inauguró el subdelegado del Gobierno de Zamora, Ángel Blanco, que ha remarcado la necesidad de que los medios de comunicación muestren de forma contundente su rechazo frontal y social frente a la violencia machista, en una época en la que se alzan voces que intentan enmascarar la realidad.

En este sentido, recordó el papel determinante que tienen los periodistas con sus mensajes para contribuir a cambiar los patrones socioculturales que reproducen la violencia de las mujeres. “El periodismo debe pedagógico, no debemos olvidar que la educación puede ser clave para paliar la desigualdad, los estereotipos sexistas y lacras sociales como la violencia género”, señaló.

Por su parte, Ana Gaitero, presidenta de Apfcyl, destaca que con el surgimiento de voces que pretenden en el mejor de los casos invisibilizar la violencia de género y en el peor, directamente negarla, una jornada de estas características y con estas ponentes "se torna imprescindible".

De forma independiente al respeto a las perspectivas y forma de ejercer la profesión existen dinámicas en el tratamiento de las noticias sobre violencia de género que son incontestables. "A nadie se le ocurriría poner en tela de juicio recurrir a unas normas básicas a la hora de hacer una noticia sobre política o economía, pero nos encontramos con determinados medios o periodistas que interpretan la demanda del rigor en estas informaciones como una injerencia intolerable", lamenta.

De esta manera, añade, "contemplamos con tristeza cómo el amarillismo sigue campando a sus anchas en estas noticias, al igual que el regodeo en datos macabros que no aportan más que falta de respeto a víctimas y a su entorno; datos tan 'esclarecedores' como si el asesino saludaba en el ascensor continúan configurando el día a día mediático".

"Resulta paradójico presenciar cómo en algunos informativos no se ahorran ni un solo calificativo hacia el presunto autor de esa violencia para acto seguido dar paso a una noticia cuajada de errores, detalles macabros, estereotipos de víctima y victimario, confusión entre violencia de género y violencia doméstica o primeros planos de familiares sollozando en el transcurso de un funeral, sin duda un hecho sorprendente por inesperado", ironiza.

"Modificar estas rutinas está en nuestras manos y consideramos que nada mejor para conseguirlo que confeccionar una jornada con mujeres que se enfrentan a diario con este reto", agrega. "El borrado de la violencia de género es la forma en que esta se ha perpetuado por los siglos de los siglos", concluye.

Una jornada en la que estuvo presente la jefa de la Unidad de Violencia sobre la Mujer de Zamora, Marisa Manso, y que contó con la participación de las periodistas Laura Cornejo e Isabel Valdés, que protagonizaron un conservatorio para abordar la labor de las redacciones frente al negacionismo.

La jornada se completó con una mesa redonda en la que se abordaron las redes de periodistas y las nuevas herramientas para abordar la información desde una perspectiva de género, que contó con la participación de las periodistas Isabel Escribano, Susana Arizaga y Elena Martín.

Los periodistas de CyL piden “romper” el relato que “normaliza” la violencia machista