miércoles. 28.09.2022

Sanciones de hasta 150 euros por no recoger los excrementos de los perros

El Ayuntamiento de Zamora pone en marcha una campaña de concienciación ciudadana y anuncia mayor vigilancia policial
Cartel de la campaña
Cartel de la campaña

Bajo el lema “Ellos solos no pueden, hazlo tú”, la Concejalía de Salud Pública del Ayuntamiento de Zamora ha iniciado una campaña de concienciación ciudadana sobre tenencia responsable de animales de compañía en los espacios públicos de la ciudad, centrada fundamentalmente en la recogida de los excrementos caninos con los problemas medioambientales y riesgos higiénicos y sanitarios que generan.

A través de la campaña se pretende concienciar y sensibilizar a los propietarios para que actúen responsablemente, al mismo tiempo que se les recuerda sus obligaciones en el cumplimiento de la normativa vigente, recogida en la Ordenanza Municipal sobre Animales de Compañía, especialmente en dos aspectos como son la obligación de no dejar a los animales sueltos y la recogida de los excrementos: “El poseedor de un animal deberá adoptar las medidas necesarias para impedir que queden depositados los excrementos en las vías y espacios públicos, debiendo proceder a su recogida de inmediato y depositarlos debidamente en los contenedores de basura o papeleras”.

La campaña incide especialmente en la responsabilidad de los propietarios de los perros, ya que desde el Ayuntamiento se ponen a su disposición una serie de recursos municipales que facilitan el cumplimiento de la normativa, como la delimitación de 9 zonas habilitadas para la suelta de animales bajo control y vigilancia de su propietario, pero en las que también es obligatoria la recogida de los excrementos.

Otros 9 Evacuatorios Caninos ubicados en distintas zonas de la ciudad, en los cuales se realiza un mantenimiento periódico con limpieza, desinfección y cambios de arena. Y la entrega gratuita de un pack de 200 bolsas de recogida de excrementos por cada perro censado, previa presentación del pago de la tasa municipal.

Riesgos higiénicos y sanitarios

Según la concejala de Salud Pública, Carmen Turiel, la presencia de excrementos en las zonas públicas es en estos momentos uno de los mayores problemas que originan los animales de compañía, como queda demostrado por el elevado número de quejas ciudadanas que se reciben habitualmente en el Ayuntamiento, tanto por los perjuicios medioambientales y estéticos en la ciudad, como por los riesgos higiénicos y sanitarios que conllevan.

Por este motivo en la campaña se ponen de manifiesto algunas consideraciones que deben tener en cuenta los propietarios y poseedores de los animales de compañía:

Los excrementos ofrecen una imagen de suciedad en la ciudad (plazas, vías, jardines y parques públicos), dificultan las tareas de limpieza viaria y ocasionan numerosas molestias a los ciudadanos, respetando especialmente las zonas de juego de los niños.

-Los excrementos se deben de recoger y tirar a los contenedores de basura.

-Hay que ser responsable con nuestras mascotas y mantener una convivencia correcta con el resto de ciudadanos del municipio.-

-Los excrementos pueden contener organismos nocivos como son los parásitos intestinales de animales infectados, que pueden vivir en el suelo durante períodos largos y pueden transmitirse a animales y personas, además de que la presencia de excrementos genera malos olores, rechazo a los animales y puede provocar enfrentamientos innecesarios. Por lo tanto se trata de un problema higiénico, sanitario y también estético

Vigilancia y sanciones:

Los propietarios de perros deben tener en cuenta que la no recogida de los excrementos de los perros es una infracción establecida en las ordenanzas municipales, al igual que su presencia en el interior de los parques infantiles y zonas ajardinadas, con sanciones que van desde los 30 a los 150 euros.

Para un comportamiento adecuado y evitar estas posibles sanciones los propietarios deben tener en cuenta tres cuestiones fundamentales, como llevar la bolsa para la recogida de los excrementos, estar vigilantes cuando el perro esté en un espacio público, y evitar que el perro orine en las fachadas de los edificios o el mobiliario urbano, acostumbrándolo a usar los sumideros y alcantarillado de las calles o alcorques de árboles.

El folleto informativo se remitirá, junto con una carta informativa de la propia concejala de Salud Pública, a todas las clínicas veterinarias de la capital, así como a las asociaciones de vecinos y establecimientos relacionados con el mundo animal, como los centros de estética y peluquerías caninas, o las tiendas de alimentación de animales.

Si bien es cierto que la gran mayoría de los dueños actúan adecuadamente recogiendo los excrementos, y en el caso de los orines echando agua o separando su perro de la acera para que lo hagan en los alcorques, los sumideros o las arquetas de evacuación de aguas, pero hay una minoría irresponsable que no colabora y que cree que esto no va con ellos.

Por ello desde la Policía Municipal se intensificará también la vigilancia para detectar estos incumplimientos, pudiendo advertir en primer lugar y si se es reincidente, sancionar.

Sanciones de hasta 150 euros por no recoger los excrementos de los perros
Comentarios