martes. 27.09.2022

La Junta anima a solicitar las ayudas para la mejora de la eficiencia energética en edificios y viviendas de Zamora

- La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio tiene abiertas dos líneas de ayudas en materia de eficiencia por importe de más de 37,5 millones de euros, cuyas ayudas se otorgarán por riguroso orden de entrada, y tienen un plazo de solicitud que termina el 30 de junio de 2023.

Presidente y delegada (foto de archivo)
Presidente y delegada (foto de archivo)

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio hace un llamamiento a comunidades de propietarios, sociedades cooperativas, personas físicas o personas jurídicas (propietarias o arrendatarias de las viviendas) de la provincia de Zamora que pueden solicitar las dos líneas de ayudas que tienen por objeto financiar obras o actuaciones con las que se obtenga una mejora acreditada de la eficiencia energética cuya inversión presupuestaria asciende a más de 37,5 millones de euros para Castilla y León provenientes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia financiado por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation EU.

Las dos convocatorias de ayudas para estas mejoras energéticas tienen como plazo para la presentación de las solicitudes hasta el 30 de junio de 2023 y se podrán subvencionar actuaciones iniciadas a fecha posterior al 1 de febrero de 2020. Además, dichas líneas comparten su régimen resolutivo dado que no se rigen por concurrencia competitiva, sino que ambas se irán dictaminando por riguroso orden de entrada de las solicitudes hasta agotar el crédito disponible y futuras ampliaciones pertenecientes a los fondos europeos Next Generation EU.

La Junta de Castilla y León reitera que las dos convocatorias buscan financiar las obras o actuaciones en materia de eficiencia energética tanto a residenciales colectivos como unifamiliares (primera línea subvencionable) como a unifamiliares o pertenecientes a edificios plurifamiliares (segunda ayuda). Cada una de las líneas cuentan con una inversión inicial de 18.787.773 euros, lo que arroja un total de 37.575.546 euros, aunque podrán ser ampliadas en función de la demanda hasta agotar el crédito presupuestario procedente de los fondos europeos que se prevé que pueda alcanzar hasta un máximo de 97 millones de euros para estos dos programas.

En concreto, la primera línea de financiación para la mejora de la eficiencia energética en viviendas, ya sean unifamiliares o pertenecientes a edificios plurifamiliares,  tiene como beneficiarios a las personas físicas propietarias, usufructuarias o arrendatarias de viviendas. Mientras que la segunda, tiene el objetivo de la rehabilitación a nivel de edificios de tipología residencial colectiva, incluyendo sus viviendas, y en las viviendas unifamiliares. Los beneficiarios de ellas pueden ser: personas físicas propietarias o usufructuarias de viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila y las de edificios existentes de tipología residencial de vivienda colectiva; personas jurídicas propietarias de edificios, empresas arrendatarias o concesionarias de los edificios, así como cooperativas que acrediten dicha condición; corporaciones locales propietarias; propietarios que, de forma agrupada, sean propietarios de edificios y, finalmente, comunidades de propietarios, o las agrupaciones de comunidades de propietarios.

En cuanto a las cuantías de las ayudas, promovidas por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, fluctuarán, en función del ahorro energético conseguido, entre los 6.300 y los 18.800 euros por vivienda en la convocatoria de edificios, previéndose su posible ampliación hasta un máximo de 26.750 euros por vivienda en los supuestos de vulnerabilidad económica del beneficiario (unidades de convivencia sin menores con ingresos inferiores a 1,5 IPREM o de 2,5 o 3 IPREM con dos o más de dos menores o personas con discapacidad). Sin embargo, en la convocatoria de viviendas el importe máximo de la subvención será del 40% del coste de la actuación, con un límite de 3.000 euros por vivienda.

Asimismo, serán objeto de subvención, en el caso de edificios, aquellas acciones capaces de reducir el consumo de energía primaria no renovable en, al menos, un 30% y la demanda energética anual de calefacción y refrigeración alrededor del 35% (o mayor). Los porcentajes para las ayudas a viviendas son también de un 30% de reducción de consumo pero de un 7% el referido a la demanda. No obstante, no serán subvencionables las obras de inversión en generadores térmicos que empleen combustibles fósiles.

La Junta anima a solicitar las ayudas para la mejora de la eficiencia energética en...
Comentarios