miércoles. 24.04.2024
Placa hotel rural
Placa hotel rural

La creciente demanda del turismo rural deja un dato cada vez más positivo para los alojamientos extrahoteleros de la provincia de Zamora. Los datos del primer mes del año confirman una recuperación firme por parte de unos viajeros cada vez más dispuestos a aprovechar y disfrutar de las ventajas que ofrecen los albergues, campings, apartamentos y hoteles rurales. 

El mes de enero la provincia registró un total de 2.765 visitantes, la mayoría de procedencia nacional, y que representa un 25,3% más con respecto al mismo mes del año 2019. La Encuesta de ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) también revela un aumento en el número de pernoctaciones siendo un 18,5% superiores al dato de arranque de hace cinco años. Entonces se registraron 4.559 pernoctaciones en enero frente a las 5.599 de este 2024. 

Todo ello enmarcado en el mes tradicionalmente de menor afluencia a este tipo de alojamientos y que deja una evolución mensual negativa con respecto a un diciembre que, sólo en cuanto a huéspedes nacionales, registraron un 47% más de afluencia en forma de 4.989 viajeros frente a los 2.613 del primer mes del año. 

También crece la estancia media que en este mes de enero se sitúa en 2,02 días frente al 1,79 del mismo mes del año anterior. Los viajeros pudieron elegir entre un total de 200 establecimientos estimados abiertos en el conjunto de la provincia y 2.714 plazas -casi diez puntos más frente a hacer cinco años- que dan empleo a 270 personas. 

El grado de ocupación de las plazas ofertadas alcanzó el 8,3% entre semana, un dato muy por debajo del 17,7% de diciembre, mientras que los sábados y domingos remontó hasta el 16,3%, si bien se mantuvo once puntos por debajo de la demanda del último mes del año.

A nivel regional, Zamora obtiene el quinto puesto en cuanto al número de residentes nacionales que apuestan por este tipo de alojamientos en un ranking que lidera Ávila con 3.877 viajeros y 8.704 pernoctaciones. Le sigue muy de cerca León y Burgos mientras que Valladolid y Palencia registran el menor número de huéspedes. 

En cuanto a la comunidad, Castilla y León se mantiene como el destino preferido, con más de 61 mil pernoctaciones, un 5,2% más que en enero de 2023. Canarias alcanzó el mayor grado de ocupación, con el 45,7%.

DATOS NACIONALES

Las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues) superaron los 6,2 millones en enero, con un aumento del 5,0% respecto al mismo mes del año pasado. Las pernoctaciones de residentes descendieron un 1,4%, mientras que las de no residentes aumentaron un 7,3%.

La estancia media fue de 5,3 pernoctaciones por viajero.

Las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural descendieron un 7,3% en enero. Las de residentes bajaron un 9,6%, mientras que las de no residentes aumentaron un 0,9%. Se ocuparon el 9,0% de las plazas, un 7,1% menos que en enero de 2023. El grado de ocupación en fin de semana se situó en el 18,5%, un 4,8% menos.

Castilla y León fue el destino preferido, con más de 61 mil pernoctaciones, un 5,2% más que en enero de 2023. Canarias alcanzó el mayor grado de ocupación, con el 45,7%. Por zonas turísticas, la Isla de Tenerife fue el destino preferido, con 17.875 pernoctaciones. La Isla de Lanzarote alcanzó la mayor ocupación, con el 60,3% de las plazas ofertadas.

El alojamiento extrahotelero en Zamora aumenta su demanda en un 25% desde 2019