viernes. 24.05.2024
Niña en la primera Comunión. Imagen de archivo
Niña en la primera Comunión. Imagen de archivo

La celebración de la Primera Comunión, un acontecimiento tradicionalmente asociado con la inocencia y la espiritualidad, ha adquirido un cariz cada vez más costoso según revela un informe reciente de la Asociación Española de Consumidores. Con un incremento estimado del 25% en los precios este año, la carga financiera para las familias se ha vuelto significativa, llegando a rondar los 5.000 euros de gastos medios.

El vestuario, el banquete, los recordatorios, los reportajes fotográficos y otros accesorios constituyen los principales rubros de gasto. Para las niñas, los precios de los vestidos oscilan entre los 80 y los 1.500 euros, mientras que para los niños, los trajes pueden ir desde los 100 hasta los 650 euros. Además, los complementos como la peluquería, la corbata y la camisa añaden más costos a la celebración.

Sin embargo, el mayor desembolso recae en el banquete, que puede equipararse a una boda en términos de presupuesto. Según la asociación, para una invitación de 50 personas, el coste medio del banquete puede alcanzar los 4.000 euros. Ante esta realidad, se recomienda a las familias elaborar un presupuesto acorde a sus posibilidades económicas y ser cautelosos al comparar precios y calidades entre diferentes opciones.

Además, se aconseja reservar el banquete con antelación para obtener mejores precios y evitar recurrir a créditos rápidos para financiar los gastos. En un contexto donde muchas familias enfrentan dificultades económicas, es fundamental mantener un enfoque racional y evitar caer en el consumismo exacerbado promovido por ciertos reclamos publicitarios.

El precio de las comuniones se dispara y supera de media los 5.000 euros