viernes. 24.05.2024
Una adolescente usa su teléfono móvil. Imagen de archivo
Una adolescente usa su teléfono móvil. Imagen de archivo

En la actualidad, la evolución de la tecnología y el acceso a internet han abierto un abanico de posibilidades, no sólo para los adultos sino también para los más pequeños. Un smartphone permite realizar cualquier gestión o transacción en apenas unos segundos y, según datos del INE, siete de cada diez niños de entre 10 y 15 años disponen de un teléfono móvil. El acceso a internet en estos dispositivos implica que los jóvenes pueden realizar compras online desde muy corta edad y los padres no siempre las supervisan. En este sentido, el comparador de precios idealo.es ha realizado una encuesta que revela que el 39 % de los padres no sabría asegurar con cuánta frecuencia compran sus hijos a través de internet.

Además, en un contexto en el que realizar una transacción en línea sólo requiere una huella dactilar o el código del móvil, la encuesta del comparador de precios revela que el 25 % de los menores de 18 años compra por internet al menos una vez al mes. Sin embargo, apenas el 46 % de estas adquisiciones están siempre supervisadas por adultos, mientras que un 10 % indica que nunca vigila en qué gastan sus hijos.

En cuanto a la edad a la que los jóvenes comienzan a adquirir productos por internet, el 41 % de los padres afirma que sus hijos realizan compras online antes de los 14 años. Al desglosar esta cifra, los datos exponen que el 27 % de los progenitores considera que los jóvenes de entre 13 y 14 años ya utilizan internet para comprar, mientras que el porcentaje alcanza el 9 % para aquellos niños de entre 11 y 12 años. Por su parte, el 5 % de los padres de menores de 10 años afirman que sus hijos ya adquieren productos online.

El acceso al teléfono móvil a temprana edad

Otro estudio reciente realizado por idealo.es sugiere que el 34 % de los españoles compraría el primer móvil a sus hijos a los 13-14 años, mientras que el 19 % lo adquiriría para menores de 13 años. Asimismo, para el 65 % de los progenitores, el principal motivo para comprar un teléfono móvil a los niños es la seguridad. Otros destacaron también la presión social (17 %), y el entretenimiento (25 %) en el caso de los menores de 10 años.

“A través del teléfono móvil y de las propias consolas, los menores pueden acceder a los datos bancarios de sus progenitores y autorizar compras online, con las alternativas de pago automático como ‘Wallet’. Por ello, es crucial que los padres supervisen estas compras para identificar los cargos asociados a su tarjeta y, por lo tanto, que los más pequeños lleven a cabo un consumo responsable”, señala Kike Aganzo, responsable de comunicación de idealo.es.

El 39% de los padres no sabe con cuánta frecuencia compran sus hijos por internet