martes. 21.05.2024

Más de ocho décadas de aquella primera vez en la que el Nazareno de San Frontis cruzó el Duero

A pesar de las adversidades, la fe de los zamoranos permaneció inquebrantable, y en 1941, el primer traslado procesional de la imagen del Nazareno hasta la Catedral marcó el comienzo de una nueva era de devoción y celebración

La historia de esta procesión nocturna se remonta a 1935, cuando la Junta de Fomento de Semana Santa y Fiestas Tradicionales de Zamora propuso la idea de llevar la imagen del Jesús Nazareno desde la iglesia de San Frontis hasta la ciudad

Traslado Nazareno de San Frontis  (16)
Traslado Nazareno de San Frontis (16)

El Nazareno de San Frontis cruza el río Duero ante la atenta mirada de los zamoranos cada año; en un gesto que marca el inicio de una celebración sagrada: la Semana Santa. Un Cristo que recorre la ciudad arropado por cientos de fieles para reencontrarse con su madre que le espera en la Catedral.

Este ritual, que ha sido parte de la vida de la ciudad desde hace décadas, es más que una simple procesión. Es un símbolo de fe, un recordatorio de la tradición y un momento de profunda conexión espiritual para los zamoranos. Cada año, cuando el Nazareno cruza el río, trae consigo la promesa de días llenos de devoción y reflexión.

La historia de esta procesión nocturna se remonta a 1935, cuando la Junta de Fomento de Semana Santa y Fiestas Tradicionales de Zamora propuso la idea de llevar la imagen del Jesús Nazareno desde la iglesia de San Frontis hasta la ciudad. Este gesto de devoción pronto se convirtió en una tradición arraigada en el corazón de los ciudadanos.

En los años siguientes, la nueva Cofradía de Jesús del Vía Crucis fue formalmente establecida, con estatutos aprobados por la autoridad eclesiástica en medio de los desafíos de la guerra civil. A pesar de las adversidades, la fe de los zamoranos permaneció inquebrantable, y en 1941, el primer traslado procesional de la imagen del Nazareno hasta la Catedral marcó el comienzo de una nueva era de devoción y celebración.

Traslado del Nazareno de San Frontis. Viacruciszamora.es
Traslado del Nazareno de San Frontis en 1941. Viacruciszamora.es

Sin embargo, hace casi treinta y cinco años, la Semana Santa de Zamora experimentó un renacimiento emocionante: el restablecimiento de la procesión del Traslado del Nazareno. Esta icónica procesión, que había sido una parte fundamental de la historia de la cofradía de Jesús del Vía Crucis, había sido suspendida durante más de dos décadas antes de su resurgimiento en 1990.

El proceso para restablecer el Traslado del Nazareno no fue fácil. La cofradía de Jesús del Vía Crucis enfrentó numerosos desafíos, incluida la negativa inicial de la parroquia y el obispo a la solicitud de recuperar la procesión. Sin embargo, gracias a la persistencia y la determinación de la cofradía, así como a la comprensión y del obispo Poveda Rodríguez, se logró finalmente la aprobación para revivir esta importante tradición. Desde entonces, la procesión del Nazareno ha sido un evento anual esperado con ansias, uniendo a los zamoranos en un vínculo sagrado de fe y tradición. A medida que cruza el Duero una vez más, se siente la presencia de siglos de historia y devoción.

Más de ocho décadas de aquella primera vez en la que el Nazareno de San Frontis cruzó...