lunes. 22.04.2024
Briseida primera mujer cargadora del paso de Longinos. Imagen Óscar Antón
Briseida primera mujer cargadora del paso de Longinos. Imagen Óscar Antón

En un momento que quedará marcado en la memoria de la Semana Santa de Zamora, Briseida se ha convertido en la primera mujer en cargar el paso de Longinos durante la procesión del Santo Entierro. Su participación ha sido recibida con emoción y orgullo por su familia de sangre, también la nueva que conforma e paso procesional, marcando un hito en esta celebración religiosa tan arraigada en Zamora.

Briseida, cuya familia ha estado involucrada en la cofradía durante generaciones, relata con emoción su experiencia. Su vínculo con las túnica de terciopelo negro coincidió con la incorporación de la mujer. Fue su padre quien la apuntó y, más tarde, la incluyó en la lista de cargadores de Longinos, un paso que ha sido parte de la tradición familiar durante años. 

Briseida de pequeña con su familia en el paso de Longinos. IMAGEN CEDIDA
Briseida de pequeña con su familia en el paso de Longinos. IMAGEN CEDIDA

"Para mí fue un honor", comparte Briseida. "Llevo conociendo el interior de Longinos y su funcionamiento gracias a mi padre, pero vivirlo en primera persona por fin fue una de las experiencias más bonitas que he vivido".

Zamora ha acogido con entusiasmo la participación de Briseida, destacando el valor histórico y simbólico de este momento. Su presencia bajo los banzos de Longinos ha sido recibida con cariño y admiración por parte de sus compañeros cargadores y de todos aquellos que presenciaron la procesión. Una estampa histórica y un nuevo paso que mantiene el legado familiar al margen del género. 

Briseida en el paso de Longinos con su familia. IMAGEN CEDIDA
Briseida en el paso de Longinos con su familia. IMAGEN CEDIDA

"Es emocionante portar a Longinos por las calles de Zamora", expresa Briseida, "y sobre todo es emotivo verte bajo la mesa con familiares y bajo las órdenes de tu padre. Todo esto me llena de un gran orgullo".

El paso de Longinos, con una rica historia que se remonta siglos atrás, es una de las piezas más destacadas de la Semana Santa de Zamora. Cargado por hombres durante generaciones, la participación de Briseida marca un nuevo capítulo en la tradición, destacando la inclusión y diversidad en esta celebración religiosa tan significativa para la región.

Briseida junto con su padre, en el primer traslado de este año el sábado de pasión. IMAGEN CEDIDA
Briseida junto con su padre, en el primer traslado de este año el sábado de pasión. IMAGEN CEDIDA

Briseida Crespo hace historia como la primera mujer cargadora del paso de Longinos