martes. 16.04.2024
Foto de archivo persona mayor en la provincia de Zamora
Foto de archivo persona mayor en la provincia de Zamora

Entre históricas murallas y campos se encuentra Zamora, una provincia que brilla con una peculiar distinción: su longevidad. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la provincia emerge como uno de los epicentros de este fenómeno, junto con su vecina Soria.

Así, Zamora exhibe una notable tasa de personas centenarias, con 121,52 individuos de cien o más años por cada 100.000 habitantes. Este número sobresaliente no solo supera significativamente la media nacional, sino que también refleja la arraigada conexión de la provincia con sus tradiciones y estilo de vida.

Lo más destacable es que también lidera cuanto a la longevidad femenina, con una impresionante tasa de 188,45 mujeres centenarias por cada 100.000 habitantes. Este hecho no solo ilustra la robustez de la población femenina de la provincia, sino que también pone de relieve la importancia de la calidad de vida y los lazos en la promoción de la salud y el bienestar a lo largo de los años.

Más allá de los números, la longevidad en la provincia es un testimonio viviente de la rica herencia cultural y el estilo de vida sencillo pero abundante que caracteriza a esta región. Desde las antiguas tradiciones gastronómicas hasta las celebraciones folclóricas que llenan las plazas del pueblo, cada aspecto de la vida en Zamora está impregnado de una profunda conexión con la tierra y con las generaciones que la han habitado antes.

En un mundo donde el tiempo parece moverse cada vez más rápido, los mayores nos recuerda la importancia de vivir en armonía con la naturaleza. Es un recordatorio de que la verdadera riqueza no se mide en años, sino en los vínculos que cultivamos y en las historias que compartimos. En Zamora, la vida es un tesoro precioso que se celebra en cada arruga y se honra en cada amanecer.

Zamora, cuna de centenarios