jueves 21/10/21

El PSOE pide a la Junta la adquisición de los terrenos del Campamento Romano de Rosinos

El PSOE insta a la Junta a promover con las universidades de Castilla y León proyectos de Investigación en torno a la romanización en el oeste de la Castilla y León PSOE comunidad y, en particular, en el entorno de los campamentos romanos de Petavonium
Presentación de la PNL sobre el Campamento Romano Petavonium
Presentación de la PNL sobre el Campamento Romano Petavonium

Los Procuradores del POSE por Zamora José Ignacio Martín Benito, Ana Sánchez Hernández y Carlos Fernández Herrera, han informado hoy Viernes de la Proposición No de Ley presentada en las Cortes de Castilla y León para su debate en la Comisión Informativa de Cultura y Turismo en relación a los Campamentos Romanos “Petavonium” en Rosinos de Vidriales.

En concreto los Procuradores socialsitas zamoranos piden a la Junta de Castilla y Léon “iniciar los trámites necesarios encaminados a la adquisición de los terrenos en los que se ubica el recinto mayor de los campamentos romanos de Petavonium (Rosinos de Vidríales, Zamora).

En segundo lugar solicitan “promover con las universidades de Castilla y León proyectos de Investigación en torno a la romanización en el oeste de la Castilla y León PSOE comunidad y, en particular, en el entorno de los campamentos romanos de Petavonium”.

En el texto de la PNL los Procuradores zamoranos se refieren al paraje denominado como Sansueña o “Ciudadeja" en Rosinos de Vidriales es un enclave arqueológico conocido desde los trabajos de Manuel Gómez Moreno publicados en su Catálogo monumental de la provincia de Zamora (1927). En verdad, las noticias son anteriores, pues datan de finales del siglo XVill. En el siglo XIX ya Sebastián Miñano (1826-1829) o Cesáreo Fernández Duro (1882), entre otros, se hacen eco de los hallazgos, pero es, sobre todo, Gómez Moreno quien relaciona e identifica el lugar con la mansión romana: de Petavonium, situada en la Vía XVII del Itinerario de Antonino. Gómez Moreno relaciona los restos arqueológicos con una construcción militar, formulando la hipótesis de que el lugar conocido como La Cerca, hubiera podido albergar en algún momento a la legio X Gemina, como apuntan las inscripciones romanas halladas en el entorno.

José Ignacio Martín Benito ha incidido en que “ante el riesgo de destrucción y degradación que puede afectar a estos restos debido a las actividades agrícolas que se desarrollan en esos terrenos y que cada vez resultan más invasivas, sería necesario que la Junta de Castilla y León adquiriera como dominio público los terrenos que se corresponden con el recinto mayor, para no solo preservar los restos sino para impulsar la investigación científica”.

“Por otro lado,  ha subrayado el Procurador zamorano- a nadie se le escapa la Importancia y el papel que este conjunto arqueológico de los campamentos romanos de Petavonium en Rosinos de Vidríales, puede jugar dentro del turismo cultural de la provincia de Zamora y del oeste de la Comunidad, tan necesitado de estímulos que promuevan la actividad económica en este espacio tan castigado por la despoblación. Todo ello enmarcado en una zona de gran interés arqueológico, como los restos ya señalados, a los que hay que unir la cercana villa romana de Camarzana de Tera, los dólmenes de Granucillo de Vidríales o la iglesia románica de Santa Marta de Tera, con el Icono universal de Santiago peregrino”.

El texto de la proposición NO de Ley también señala que los restos de campamentos romanos de carácter permanente que no se encuentran bajo núcleos urbanos resultan excepcionales en los territorios peninsulares, siendo los únicos paralelos al de Petavonium, los de Aquae Querquennae (Orense) y Sobrado dos Monxes (Cidadela, A Coruña). Pero mientras estos dos últimos pertenecieron a tropas auxiliares, el conjunto de Sansueña cobijó de forma sucesiva un campamento legionario -el de la legio X Gemina- y otro auxiliar -el del ala II Flavia-, con la ventaja añadida respecto al resto de estructuras de ese período de que ninguno de ellos se ha visto alterado por la superposición de hábitats posteriores, tal y como sucede con los otros dos campamentos legionarios estables de la antigua Hispania; la actual ciudad de León, base sucesiva de la legión VI Victrix y de la legión Vil Gemina, y la localidad de Herrera de Pisuerga, donde estuvo el campamento de la lili Macedónica y el del ala Parthorum.

En ambos casos, los restos se encuentran bajo las actuales estructuras urbanas, lo que dificulta su estudio y su puesta en valor. Y es aquí donde radica la principal singularidad y potencial que presenta este conjunto campamental de Petavonium: la existencia de unas estructuras completas y no alteradas que permiten tanto el estudio secuencial de la presencia militar romana durante más de tres siglos en Hispania como su aprovechamiento como dinamizador cultural y turístico en la zona.

Comentarios