domingo 28/11/21
marcial
Portada de la biografía de Marcial Villasante

La cita será el viernes, 13 de agosto, a las 21 horas en la Iglesia Santa María la Antigua, un acto que se enmarca dentro de las fiestas de San Roque. El libro será presentado por la hija del novillero Patricia Villasante.

Marcial soñaba con ser torero como muchos de sus amigos, entre ellos el gran Andrés Vázquez. En Villalpando jugaban a los toros y aspiraban a ser grandes figuras. Solo uno lo consiguió, pero Marcial nunca se dio por vencido.

Fue novillero y se buscó la vida en las complicadas capeas de la provincia de Zamora, Palencia, Salamanca, Valladolid… de maletilla, buscando oportunidades en los tentaderos. Consiguió el carné de aspirante y de novillero, pero viendo la dificultad de llegar lejos, descubrió que se le daba mejor organizar festejos y durante más de 50 años fue empresario taurino, sobre todo rural. Llegó a tener tres plazas de toros portátiles, llevó toros a Tenerife, organizó una Goyesca en la Sierra de Béjar, contrató a mujeres, espectáculos cómicos y a toreros y forcados portugueses.

A todos les daba su sitio. Todo lo necesario para mantener viva la afición y sobre todo para llegar al mayor número de localidades posibles. Contrató a los mejores matadores del momento como El Viti, Julio Robles, Capea o Manzanares, pero también ayudó a los que empezaban. Un pilar fundamental, la base de la fiesta, que actualmente se tambalea ante la falta de espectáculos menores.

Oficialmente apoderó a Julio Norte, Pepe Luis Gallego y Domingo Siro ‘Mingo’, actualmente banderillero en activo. Y peleó con la Administración cada uno de los reglamentos taurinos, buscando que se adaptasen a las necesidades y requisitos de los festejos populares, sin las mismas exigencias que en las plazas grandes. Y también fue ganadero de reses bravas en Fuentelapeña (Zamora).

"Marcial Villasante, una vida dedicada al toro", es una biografía, memorias o semblanza, que hace un recorrido por sus vivencias, reflexiones, anécdotas, carteles taurinos, noticias y entrevistas concedidas durante su particular faena, su vida por y para el toro.

Cuando se cumplen tres años de su fallecimiento, la periodista salmantina Patricia Villasante presenta la historia de su padre: un ejemplo de romanticismo y pasión por el toro, un tipo de personaje que la Fiesta necesita recuperar. Le acompañarán Pablo Cillos, Director Técnico del Museo Taurino de Salamanca, y Pepe Luis Gallego, matador de toros a quien Villasante apoderó en su etapa de novillero.

Marcial Villasante, el villalpandino que quiso ser torero
Comentarios