sábado 18/9/21

Campaña contra la fragmentación de megaproyectos de energías renovables para acceder a ayudas millonarias

La Alianza Energía y Territorio (Aliente) busca apoyos contra la proliferación sin control de planes fotovoltaicos en el medio rural, con Zamora como unas de las provincias más afectadas
Campaña contra la fragmentaciòn de grandes proyectos de energías renovables
Campaña contra la fragmentaciòn de grandes proyectos de energías renovables

La proliferación sin control de proyectos de energías renovables está disparando las alertas en territorios rurales de todo el país, que ven amenazado su modo de vida y su futuro por un modelo de transición que volverá a convertir el campo en zona de sacrificio, con el fin de alimentar el desarrollo de las ciudades, los centros de consumo industrial y las carteras de inversión internacionales en busca de beneficios dopados con fondos europeos.

En la carrera por acceder a la lluvia de licencias y subvenciones millonarias, los promotores han encontrado en la fragmentación de megaproyectos el atajo para facilitar la tramitación en el ámbito autonómico y camuflar el impacto ambiental acumulado, presentando subproyectos por debajo de 50 MW, lo que supone un presunto fraude de ley que, con la propuesta del Grupo de Trabajo Jurídico de la Alianza Energía y Territorio, puede tener los días contados.

Zamora es una de las provincias más afectadas. Sanabria, Sayago, Toro y municipios como Ricobayo o Cobreros se han manifestado en contra de esos megaplanes. Todos, unidos en diferentes plataformas, visibilizan su rechazo ante la "desmesura" que han traído las ayudas a las energías renovables. 

Para denunciar esta situación, ALIENTE ha elaborado y puesto a disposición de quien lo necesite utilizar, un requerimiento dirigido a las consejerías autonómicas, para que se inhiban de tramitar proyectos fragmentados, y otro dirigido a la Secretaría de Estado de Energía solicitando que reclame la competencia que le corresponde en su tramitación.

Además, la campaña pretende alertar sobre estas malas prácticas, que ponen en riesgo los objetivos marcados en la necesaria transición energética, ante la posibilidad de verse paralizada por cientos de largos procesos judiciales en defensa del territorio.

La Alianza Energía y Territorio ALIENTE, integrada actualmente por más de 140 organizaciones y plataformas, está uniendo los entornos rurales, para evitar que acaben troceados, empobrecidos y más despoblados, justo cuando llega la mejor oportunidad de transformar el sistema energético, apostando por un modelo distribuido, justo y adaptado a las necesidades energéticas reales en cada territorio, como alternativa al modelo actual centralizado, invasivo y especulativo, en manos de pocas y poderosas empresas, junto a grupos de inversión internacionales, que sólo buscan mantener el control del mercado y el máximo beneficio en el menor plazo, sin considerar el daño ambiental ni los perjuicios para las personas.

Desde hace tiempo, ALIENTE, numerosos científicos y otros actores del sector energético están reclamando un debate amplio y riguroso, que permita redefinir el modelo de transformación necesario para asegurar el cumplimiento de los objetivos comprometidos de aquí a 2030, sin llevarse por delante recursos y actividades que ya están generando un desarrollo sostenible en amplias zonas, ahora amenazadas por instalaciones a gran escala que las ponen en riesgo de ser sacrificadas, en beneficio de intereses difíciles de justificar.

La campaña #STOPFragmentación es un nuevo paso en la búsqueda de un consenso sobre el modelo de transición a seguir y una invitación a la convocatoria de un debate en profundidad sobre las verdaderas oportunidades que ofrece.

Renovables sí, pero no así.

Comentarios