domingo 17/10/21

La Diputación y por ende el Consorcio mantiene el silencio como estrategia ante 10 meses de protestas de los Bomberos

Salvo las campañas pagadas en los medios de comunicación salvaguardando el honor de un servicio que según los bomberos tiene más carencias que beneplácitos, el Consorcio de Bomberos con el Presidente J.L Prieto Calderón mantienen una estrategia de silencio e inacción o resta silenciosa de medidas lógicas como la formación de los nuevos aspirantes a bomberos con lo que supone la merma en un servicio en el que debería primar el profesionalismo ante el voluntariado de pago.
bomberos
bomberos

Clientelismo adaptado a las necesidades de un nefasto y complicado entramado que desvelan los bomberos en cada una de sus comparecencias y declaraciones. Tiempos de denuncias 4 por parte del sindicato UGT y otras tantas de los Bomberos Consorciados, los llamados díscolos o terroristas como los tratara uno de los jefes de servicio que interpuso una querella contra este medio de la que aún no tenemos constancia.

10 meses de cacerolada y nadie dimite, nadie toma riendas y lo peor es que encima la razón se mantiene en el lado más débil, el de los bomberos que ahora ven recortados también sus periodos de formación como contaban a este medio en su locución ya habitual de su protesta a las puertas de la Plaza de Viriato.

Una vergonzosa imagen para una Diputación que hacía balance hace días de la estupenda gestión llevada a cabo en los dos años de gobierno de un bipartito que ha olvidado a los Bomberos de su Consorcio a los que sigue ninguneando en sus más que lógicas peticiones.

Falta de desbroce en los aledaños de los mismos parques de bomberos demuestran que la desidia sigue instaurada en un servicio que dirige el Diputado J.L Prieto Calderón y que regenta Ana Mayor, un tándem que junto con el dúo de cabeza en la diputación Requejo y Barrios han dejado atrás un servicio del que han presumido siempre pero que ahora parece avergonzarles ya que no hay en ningún caso atisbo de acercamiento. Las denuncias seguirán su curso y la justicia pondrá fin a un conflicto que se sigue enconando del lado del ente y que no parece importarle nada de lo que sus propios empleados funcionarios, los bomberos de los parques provinciales tienen que decirle a la administración. En años electorales este tipo de conflictos se ven poco, pero ya se acerca el momento, esperemos tomen nota y dejemos de ver a los Bomberos pidiendo Camiones Escala, trajes ignífugos, formación y transparencia. Una verdadera vergüenza institucional 10 meses de ninguneo. 

Comentarios