viernes. 02.12.2022
La mochila del bombero forestal fallecido en el incendio de Losacio
La mochila del bombero forestal fallecido en el incendio de Losacio

Siempre hubo culpas y culpables, quizá Dios o el de turno será el que juzgue a la tribu de incompetencia que sobre el fuego deja el reguero de muerte y gris, para los padres, abuelos hijos y nietos de tres generaciones al menos, que van a perder parte del oxígeno que respiran, sobre todo a cuenta de tanto iluminado en la administración. 

Ahora la culpa, el yo más, y la solidaridad puesta al servicio de una causa que nunca debió darse, porque nadie la merece o al menos los que en el mundo rural sufren los avatares de tanto niño pijo de ciudad y de tanto político de salón y micrófono. 

Bomberos forestales, durante todo el año por Dios...profesionales con todo lo necesario para ir, llegar y vencer a un enemigo visible y destructor lo antes posible, y más cuando el aviso está siempre encima. ¿Saben que cuesta menos con tratar a 100 bomberos que apagar un fuego como el de Losacio?. 

¿Cambio climático no?, pues más bomberos, porque si nos sobran políticos, lo que tengo claro es que bomberos no. Y no sólo forestales sino también en el Consorcio de la Diputación que debe asumir una competencia como alcaldía de alcaldías y en  los de siempre, esos que fueron activados tras haberse ofrecido voluntariamente y no haber contado con ellos sus jefes...que desfachatez. 

¿No tenemos más medios ni más bomberos? Pues que empiecen a eliminar cargos públicos y políticos porque la vida se nos va en esto, no en tanto estómago agradecido. 

Desde la objetividad que me da la lucha y el haber estado en todos los grandes incendios de Zamora y provincia durante cerca de 25 años, seguimos sin haber aprendido nada de nada. 

Fermoselle, Pino, Lober, Sanabria, la Culebra, Losacio.... Que más da... Mueren dos personas que más da. 

Piden respeto en los sepelios, pues venga foto de portada. El caso es que estamos en el momento de merecer lo que hemos hecho siempre, dejarnos morir y dejarnos avasallar, eso lo hacemos estupendamente. 

UME, bomberos sustitutos de los forestales cuando la Junta quiere ahorrar competencias y llamar a las cosas de otra manera.

Bomberos del Consorcio, señores que con las unidades que tienen, y los medios ya hacen de más, y bomberos voluntarios de pago, otro tipo de estómago agradecido a prebenda estamental.

 Luego quedan los de oposición, que se queman solos viendo el 16-0 al que llega el tanteo judicial y la administración sigue sonriendo en plan hiena utilizando el pecunio de todos. Luego nos rasgamos las vestiduras, mueren dos paisanos y pedimos respeto para enterrar en la intimidad, también llegan los medios y a portada cuanto, todo se ha pedido hasta el respeto... 

Bomberos Forestales...esos de marrón y amarillo que se comen eso, el marrón dejando todo amarillo tirando a negro en sus trajes y equipos de calidad meridiana. 

Lo perdimos todo, está bien, lo único que debemos mantener al menos es el legado a los que, como padres abuelos y nietos tenemos por herencia. 

Por cierto gracias a los que se la han jugado en todos y cada uno de los pueblos de la provincia, que han sido cientos por mucha evacuación o prohibición, muchos saltaron a por el tractor, la vertedera, el arado... Luchar por la tierra dignifica. 

Política no, sentido común todo, utilizarlo será el problema, el cambio climático, las olas de calor no cesarán al igual que la responsabilidad política no tomada. 

Que Dios, Alá, o Buda pongan a cada uno en su sitio

Las competencias de Dios y la culpa del Fuego
Comentarios