miércoles. 17.04.2024
factura de la luz
factura de la luz

El, 1 de abril, ha marcado un hito en el mercado energético español, ya que por primera vez se han registrado precios negativos en el mercado mayorista de electricidad. Sin embargo, esta buena noticia no se traducirá en un descuento directo en las facturas de los consumidores, según explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

La combinación de una baja demanda, debido a la festividad en muchos lugares, junto con una alta producción renovable derivada de las condiciones climáticas favorables de los últimos días, ha llevado a que se genere más electricidad de la necesaria en algunas horas del día. Como resultado, se aplican precios negativos para penalizar esta sobreproducción.

Estos precios negativos, que se han registrado desde las 14:00h hasta las 17:00h, aunque con un valor mínimo de -0.01 €/MWh, no implican que los consumidores españoles vayan a recibir energía gratuita ni que se les descuente dinero de sus facturas.

La mayoría de los hogares tienen contratos en el mercado libre, con precios fijos, lo que hace que sus facturas no se vean afectadas por los cambios en el mercado mayorista. Sin embargo, esta situación sirve como una señal para revisar las tarifas y buscar nuevas oportunidades con la ayuda de comparadores.

Los usuarios pagan más que la energía consumida, ya que también cubren otros costes como los peajes, cargos fijados por la CNMC y el Ministerio, y pagos por capacidad, entre otros ajustes, lo que hace improbable que se les pague por consumir electricidad.

Además, desde enero de 2024, se ha implementado una reforma en el PVPC para reducir su volatilidad, agregando un nuevo componente al precio del kWh que puede aumentar el costo para los hogares.

La OCU destaca que el debate sobre elegir una tarifa con precio fijo o variable está en curso. Aunque las tarifas indexadas pueden ser atractivas en períodos de precios bajos en el mercado mayorista, el ajuste con el mercado a plazo limita el beneficio para los consumidores. Sin embargo, durante el mes de marzo, el precio medio final ha sido de 0.0948 euros/kWh, lo que hace que las tarifas indexadas sean una opción a considerar.

Por otro lado, las tarifas con precio fijo ofrecen seguridad en el precio a pagar, aunque algunas compañías pueden aplicar términos fijos elevados que encarecen la factura globalmente.

Consumo informa que el precio negativo de la energía no se verá reflejado en la factura...