miércoles. 12.06.2024
Planta de fabricación de automóviles. Fotografía de archivo
Planta de fabricación de automóviles. Fotografía de archivo

La Comisión Europea estima que España crecerá un 1,9 por ciento en 2023, lo que supone una mejora considerable con respecto a las anteriores previsiones. Además, está muy por encima de la media de lo que crecerá la Unión Europea. La nueva estimación supone cinco décimas de aumento del PIB con respecto a su cálculo anterior.

Pese a ello, Bruselas cuestiona en sus Previsiones Macroeconómicas de Primavera que el déficit público se vaya a reducir hasta el 3% en 2024, según los cálculos del Gobierno, y lo elevan hasta el 3,3%, por encima del límite que marcan las reglas presupuestarias. En cuanto a la previsión de la inflación, los cálculos europeos prevén que baje hasta el 4% para 2023, cuatro décimas menos de lo esperado. 

"En España, se espera que la economía, que todavía se está recuperando del desplome de la pandemia, se desacelere este año como en otros países de la UE", tal y como ha precisado el comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

De cara al 2024, el Ejecutivo comunitario estima que se produzca una cierta "aceleración" económica que podría dejar el cierre del ejercicio con un 2%, unas cifras consideradas "alentadoras" incluso "a pesar de que las previsiones de la CE que son ligeramente diferentes" en cuanto a la evolución del déficit público".

La CE considera que el despliegue de los fondos europeos de recuperación permitirá mantener los niveles de inversión en especial en lo referente a la construcción no residencial al tiempo que destaca la recuperación del turismo internacional ya en niveles de la prepandemia y la bajada de los precios energéticos que permitirán mejorar la competitividad en el sector exterior. 

Desde el Ejecutivo central han aplaudido estas previsiones que, según fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital,  van "en línea" con las revisiones que se están efectuando en las últimas semanas.

La CE mejora las previsiones para España que crecerá el doble que la UE hasta el 1,9%