lunes. 20.05.2024
Placas fotovoltaicas. Fotografía de archivo
Placas fotovoltaicas. Fotografía de archivo

A pesar de una desaceleración en la instalación de placas solares en los últimos dos años, el futuro del sector fotovoltaico en España sigue siendo prometedor. Con el respaldo del gobierno y las condiciones adecuadas, el país está en una posición privilegiada para liderar el camino en el uso de la energía solar en Europa.

España, con el mayor número de horas de sol al año en Europa, tiene un recurso natural que debe ser explotado para la producción de energía eléctrica abundante y a bajo costo a través de placas solares fotovoltaicas para autoconsumo.

Durante el 2022, el sector experimentó un auge sin precedentes debido a la subida del precio de la energía, pero en 2023, con la normalización de los precios y otros factores, la instalación se desaceleró. Sin embargo, el gobierno sigue respaldando el sector, declarándolo estratégico y estableciendo objetivos ambiciosos para la expansión del autoconsumo fotovoltaico.

A pesar de los desafíos actuales, el futuro del sector fotovoltaico en España es prometedor. Con el continuo apoyo del gobierno y la creciente conciencia sobre la importancia de la energía renovable, se espera que el sector se recupere y continúe creciendo en los próximos años.

España registra un declive en la instalación de placas fotovoltaicas