sábado 19/6/21

20 minutos y adiós miedo al sida

La psicóloga Sara Sánchez, en la sede del comité.

Un poco de saliva, 20 minutos de espera y adiós a los temores a estar infectado por el virus del sida.

El Comité Antisida de Zamora celebra desde ayer y hasta el día 23 la semana de la prueba del VIH, en la que cualquier ciudadano, de forma gratuita, confidencial y sin tener cita previa, puede hacerse el test del sida pasando por la sede de esta ONG, en el número 23 de la calle Víctor Gallego.

La campaña, que incluyó la instalación ayer de un stand informativo en la fiesta de bienvenida del campus Viriato, permite además despejar dudas sobre prácticas de riesgo o forma de transmisión del Virus de Inmunodeficiencia Humana. A lo largo del año, el comité realiza cerca de un centenar de pruebas de este tipo, que resultan de gran importancia en la detección precoz del virus. Saber si uno está o no infectado resulta útil no sólo para despejar dudas incómodas y evitar “comeduras de tarro”. En caso de que el resultado sea positivo y se confirme la presencia del VIH se puede prevenir la transmisión a otras personas e iniciar la medicación. Si ésta comienza a administrarse cuando el infectado aún no tiene las defensas bajas más fácil es que haga efecto, según explican la presidenta del Comité Ciudadano Antisida, Silvia Alonso, y la psicóloga encargada de realizar la prueba, Sara Sánchez.

Con la celebración de la semana de la prueba del VIH, el comité pretende reducir en lo posible el alto porcentaje de diagnósticos tardíos, ya que se calcula que cerca del 30% de los portadores del virus del sida ignoran que están infectados. Existen dos tipos de prueba, una para la que se requiere un análisis de sangre y otra más rápida para la que únicamente se necesita un poco de saliva y esperar 20 minutos antes de conocer los resultados. Entre los que se han hecho este test figuran personas de todos los grupos de edad y clases sociales, por lo que no hay un perfil tipo, como tampoco lo hay de las personas infectadas por el virus del sida.

Comentarios