miércoles. 24.04.2024
Celebración del gol de Luismi Luengo en el Zamora-Racing de Santander de Copa del Rey
Celebración del gol de Luismi Luengo en el Zamora-Racing de Santander de Copa del Rey

La llegada de David Movilla propició un incremento de ilusión en los aficionados al fútbol de la ciudad de Zamora. Tras una temporada en la que el conjunto rojiblanco se clasificó in extremis al play off, en el que cayó estrepitosamente a las primeras de cambio, el entrenador vasco se hizo con las riendas del equipo para darle un nuevo enfoque al fútbol del Zamora CF.

A pesar de que Movilla insistió en que el objetivo era crear "un equipo de alto rendimiento", sin mirar resultados ni clasificación, el Zamora arrancó la liga arrasando en las primeras jornadas. Con una defensa inexpugnable, batiendo récords de imbatibilidad y dando muestras de que la primera plaza podía ser factible. 

La derrota contra el Pontevedra por 0-4 dejó claro en el Ruta de la Plata que el conjunto de Yago Iglesias está un paso por encima a nivel de optimización, pero el Zamora se repuso con solvencia. Llegaba el momento para la Copa del Rey, donde el Racing de Santander visitaba un Ruta de la Plata prácticamente lleno. Un partido épico en el que Carlos Ramos decidió mandarlo a la tanda de penaltis con un golazo desde 40 metros que se colaba por la escuadra. En el momento decisivo, Fermín Sobrón se hizo grande para darle el pase a la siguiente ronda al Zamora. 

En liga, los pupilos de Movilla vencían en el primer tercio de la primera vuelta a Orense y Compostela, lo que les daba margen en la clasificación para mantener el liderato. 

El camino se torció en el último mes a pesar de estar a dos minutos de lograr la heroica ante el Villarreal en el torneo del K.O. La derrota ante Torrelavega y Valladolid Promesas comenzaron a dar signos de preocupación en la afición. A pesar del 1-0 ante el Rayo Cantabria, el Zamora ha encadenado tres partidos sin conocer la victoria, entre ellos el cero ante el filial del 'Pucela'. Dos empates en el Ruta ante Marino de Luanco y Langreo sirven para casi cerrar una primera vuelta en el que el conjunto rojiblanco fue de más a menos, aunque dejando ver que el equipo tiene mimbres para pelear por la primera plaza. 

Será el día 7 de enero cuando los pupilos de Movilla pongan fin al primer tramo de temporada en su visita a Aranda de Duero, donde se medirán a la Arandina. 

Además, el parón también servirá para que el club cuide el terreno de juego del Ruta de la Plata, muy castigado en las últimas jornadas y pesado para las piernas de los futbolistas rojiblancos, quienes han acusado la carga en los partidos finales de este tramo previo a la Navidad.

Un Zamora de más a menos aprovechará el parón navideño para retomar sensaciones ante la...