sábado 27/11/21

Jurar por Castilla: ¡Menudo lío!

La Biblioteca Pública de Zamora clausura los talleres infantiles sobre el V Centenario del Movimiento Comunero en medio de la polémica por el ritual del juramento, que ha sumado las críticas de UPL y del PSOE contra la Junta por un "intento de adoctrinamiento"
Niños participantes en los talleres comuneros organizados por la Biblioteca Publica de Zamora
Niños participantes en los talleres comuneros organizados por la Biblioteca Publica de Zamora

Cartel de uno de los talleres en la Biblioteca PúblicaPretendía ser una actividad infantil más para conmemorar los 500 años de la sublevación comunera, pero los talleres de la Biblioteca Pública impartidos por Patrimonio Divertido se vieron envueltos en la polémica antes de empezar.

Uno de los talleres, impartido el miércoles, tenía como objetivo que los niños de entre 5 y 7 años que participaban aprendieran "el ritual para pasar de escudero a caballero" y recordaran el "juramento de un grupo de caballeros en el año 1520 por un gobierno más justo y más democrático”. Y en ese paso, los menores debían Jurar Por Castilla.

El "juego" ha desatado las críticas de las juventudes de Unión del Pueblo Leonés (UPL) y del procurador socialista José Ignacio Martín Benito ante lo que ante lo que consideran un "insulto" para la historia zamorana.

«Este acontecimiento es un claro intento de adoctrinamiento por parte de la Junta que busca introducir un sentimiento inexistente entre los leoneses más pequeños de la única forma que sabe, mediante falseamiento de la historia», aseguraban en un comunicado.

 «La Junta —añaden— se ha dedicado durante todos sus años de existencia a modificar la historia del antiguo Reino de León de la manera más vil y viperina que ha podido, intentando introducir su veneno en todos los individuos de las tres provincias hermanas».

Más allá fue el socialista al comparar la actividad con la asignatura “formación del Espíritu Nacional” impartida durante los años de la Dictadura del General Franco, para propagar y fomentar los valores del franquismo, tal y como expresó en declaraciones a la Cadena Ser.

Al margen de la controversia, la Biblioteca Pública continuó con los talleres, que se han clausurado esta tarde con la actividad "La bandera comunera", dedicado a la enseña que portaban los comuneros.

Los niños reconstruyeron la bandera a partir de datos que aparecen en los libros y buscaron también la manera de construir un blasón para cada participante.

Jurar por Castilla: ¡Menudo lío!
Comentarios