martes. 28.05.2024

El ovino “se desangra” en Castilla y León sin relevo generacional y con el cierre de explotaciones “a ritmo vertiginoso”

A pesar de ser reconocidos productores de lechazos de alta calidad, los ganaderos regionales se ven abrumados por la avalancha de corderos franceses, lo que ha llevado a una caída en picada de los precios del prestigioso lechazo autonómico bajo la IGP Lechazo de Castilla y León

La edad promedio de los ganaderos de ovino de carne en la región supera los 55 años, y la difícil coyuntura que enfrenta el sector está impidiendo el relevo generacional, lo que resulta en una disminución progresiva de profesionales y en una mayor presencia de productos foráneos en el mercado español

Ovejas bebiendo en una balsa de agua. Fotografía de archivo
Ovejas bebiendo en una balsa de agua. Fotografía de archivo

La Alianza UPA-COAG ha levantado la voz frente a la crítica situación que enfrenta el sector ovino de carne en Castilla y León. A pesar de ser reconocidos productores de lechazos de alta calidad, los ganaderos regionales se ven abrumados por la avalancha de corderos franceses, lo que ha llevado a una caída en picada de los precios del prestigioso lechazo autonómico bajo la IGP Lechazo de Castilla y León.

Con más de 135.000 animales importados desde Francia y Portugal solo en el año 2023, según datos de la organización, la entrada masiva de productos extranjeros de inferior calidad ha provocado un impacto devastador en los precios locales y ha dificultado aún más la situación para los ganaderos de la región.

La edad promedio de los ganaderos de ovino de carne en la región supera los 55 años, y la difícil coyuntura que enfrenta el sector está impidiendo el relevo generacional, lo que resulta en una disminución progresiva de profesionales y en una mayor presencia de productos foráneos en el mercado español.

La producción de carne de ovino ha sufrido una reducción del 35% en los últimos cinco años, y la cabaña ganadera se ha reducido en más del 50% en la última década, todo debido a la falta de rentabilidad. La Alianza UPA-COAG insta a la Junta de Castilla y León a considerar este sector como prioritario y a emprender acciones concretas para su recuperación, en línea con los principios de sostenibilidad y desarrollo rural de la PAC.

Ante esta alarmante situación, la Alianza UPA-COAG hace un llamado urgente a las autoridades regionales para que tomen medidas concretas. Se requiere un plan de reestructuración específico que garantice la viabilidad económica de las explotaciones y la diferenciación clara en el mercado entre el producto local y el importado.

El ovino “se desangra” en Castilla y León sin relevo generacional y con el cierre de...
Comentarios