martes. 27.09.2022

La Junta destina 140.000 euros a la formación de la mujer rural

El programa formativo de Personal Técnico en Ganadería se ha iniciado en la provincia de Zamora y se extenderá a distintas provincias de la Comunidad

Tras la finalización del curso, se pondrá en marcha una bolsa de empleo y se dará a las participantes asesoramiento y una guía de recursos para facilitar su incorporación al mercado laboral

Una ganadería de vacas
Una ganadería de vacas

Incrementar la integración de las mujeres en el medio rural a través de la mejora de su empleabilidad, formación y capacitación es el objetivo del convenio suscrito el pasado mes de abril entre la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León y la Fundación Escuela Internacional de Industrias Lácteas -Fundación Eilza-. En el marco de este acuerdo se encuentra el programa formativo de Personal Técnico en Ganadería que se está impartiendo en la localidad zamorana de Villalpando y que esta mañana ha inaugurado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco.

“Se trata de un innovador proyecto dirigido a mujeres del mundo rural con el fin de mejorar sus oportunidades de empleo en explotaciones ganaderas mediante la creación de un equipo de personal técnico en ganadería, desempeñando su actividad a través de la prestación de servicios en las diferentes explotaciones agrícola-ganaderas de Castilla y León”, ha explicado la consejera.

Durante su visita, Isabel Blanco ha destacado la especial importancia del empleo para las mujeres que viven en el medio rural, “no solo para lograr su independencia y autonomía y construir un entorno rural igualitario, también para dinamizar la economía de nuestros pueblos, ayudando a mantener la población en el entorno rural y a darle vida”.

El objetivo del programa formativo que ha comenzado hoy en la provincia de Zamora es formar e informar a la población rural, empleada y desempleada, especialmente a mujeres, para incrementar sus oportunidades de empleo a través de la mejora de su formación y capacitación para poder desempeñar puestos especializados en las explotaciones de ganaderías lácteas de la Comunidad.

En este sentido, la responsable del departamento de Familia ha subrayado que este curso está motivado por la necesidad de dar prioridad a la mujer rural, “teniendo en cuenta que la creación y mantenimiento del empleo para la mujer es uno de los retos principales para la sostenibilidad social de los pueblos, porque la falta de oportunidades laborales es uno de los principales problemas con los que se enfrentan las mujeres de este ámbito y, por tanto, un importante obstáculo para la satisfacción de sus necesidades prácticas y estratégicas que, además, condiciona su permanencia o abandono del medio rural”.

Formación para fomentar la integración de las nuevas tecnologías en la gestión del medio rural

En esta primera edición del programa formativo participan doce alumnas que quieren vivir y trabajar, es decir, desarrollar su proyecto personal y profesional en sus pueblos. Se trata de mujeres que ven en el sector ganadero una oportunidad laboral, bien por su vinculación al sector ganadero, ya que ayudan en las labores de las ganaderías familiares, pero que quieren formarse y profesionalizarse, o bien porque están desempleadas y buscan incorporarse laboralmente al sector.

Durante las once semanas de duración del curso, las destinatarias adquirirán conocimientos sobre nuevas tecnologías, gestión empresarial, formas jurídicas de la empresa agraria y de servicios y diferentes sistemas de producción y comercialización. Además, el curso tiene aspectos y contenidos novedosos como un servicio de coaching sobre ‘Arraigo al medio rural y empoderamiento de la mujer’, donde se pondrá en valor el papel de la mujer como generadora de estabilidad y fijación de la población al territorio. Esta formación también sirve para fomentar la integración de las nuevas tecnologías en la gestión del medio rural, incluyendo el programa dos módulos específicos sobre herramientas y aplicaciones informáticas de gestión del sector. Para completar el curso, se realizarán prácticas durante una semana en distintas ganaderías.

La formación finalizará el 29 de noviembre y, posteriormente, se pondrá en marcha una bolsa de empleo y se dará a las alumnas participantes asesoramiento y una guía de recursos para facilitar su incorporación al mercado laboral.

Durante la inauguración, Isabel Blanco ha remarcado que este tipo de programas “surgen de la necesidad de dignificar la calidad de vida de las familias que se dedican a la ganadería, así como su profesionalización”. En este sentido, ha recordado que “la mujer siempre ha estado vinculada, de una u otra manera, a esta forma de actividad, pero siempre como figura de apoyo, por lo que hemos constatado que existe un posible nicho de mercado que supone unir las siguientes coordenadas: mejorar la calidad de vida, dignificar la profesión ganadera y visibilizar y profesionalizar el papel de la mujer”. Durante el desarrollo de este programa se dará apoyo y acompañamiento a aquellas mujeres que quieran dar el salto al emprendimiento, bien a través de la creación de una explotación propia o bien a través de la creación de una bolsa de desempleadas formadas que puedan desarrollar una actividad ganadera en periodos vacacionales de sus titulares.

Isabel Blanco también ha destacado el papel de Zamora como punto de origen de esta experiencia debido a la vinculación de su medio rural con la ganadería. “Queremos ayudar a fijar población, apoyar a las mujeres que deseen permanecer o las que, incluso, quieran retornar a este medio de vida”, ha subrayado la consejera.

El convenio firmado entre Familia y la Fundación para el desarrollo del programa formativo se ejecutará a lo largo de 2022 y 2023 por un importe máximo de 140.000 euros, con inicio en la provincia de Zamora, extendiéndose posteriormente con dos ediciones más en distintas provincias de Castilla y León.

Compromiso de la Junta de Castilla y León con la mujer del medio rural

Más del 48 % de las mujeres de Castilla y León residen en municipios de menos de 20.000 habitantes y el 54 % de las personas que emprenden en el mundo rural son mujeres, lo que demuestra que “las mujeres en el mundo rural son verdaderos motores de transformación y cambio de la realidad social y económica de nuestros pueblos, un valor esencial para el asentamiento y permanencia de la población rural en Castilla y León”, ha recordado Isabel Blanco.

La consejera de Familia también ha subrayado el compromiso de la Junta de Castilla y León por visibilizar, dar protagonismo y dinamizar el trabajo que desempeñan las mujeres en el medio rural de la Comunidad, así como favorecer su integración profesional, con la puesta en marcha diferentes programas, actuaciones e iniciativas encaminadas a impulsar el mundo rural en femenino.

Esta actuación innovadora y especializada de formación e integración profesional de la mujer en el medio rural que aprovecha los recursos y formación especializada de la Fundación Industrias Lácteas se refuerza con otras actuaciones que se abren a la concurrencia de diversas entidades del Tercer Sector, como la convocatoria de una subvención que tiene como objeto el desarrollo de proyectos de pre-capacitación e inserción laboral de mujeres en el ámbito de Castilla y León con una previsión económica de 280.000 euros. Esta línea de subvenciones reforzará su apuesta por el medio rural en años sucesivos, apostando por los programas que se desarrollen en núcleos rurales de baja densidad de población y tamaño y que además estén alejados de núcleos urbanos.

También destacan las subvenciones con líneas especialmente dirigidas a las mujeres del medio rural, como son las ayudas para entidades del Tercer Sector con el objetivo de desarrollar proyectos para mujeres de este ámbito que incluyan acciones de empoderamiento, formación en nuevas tecnologías y asesoramiento para la distribución de los productos de las mujeres en dicho ámbito. Esta subvención cuenta con una dotación económica de 80.000 euros de la Junta de Castilla y León.

En el marco de la Red de Igualdad de Mujer Rural, se han desarrollado 117 actuaciones con 1.610 personas participantes, 790 mujeres y 124 hombres. En 2021, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades contribuyó en la financiación de dichas actuaciones con un importe de 150.000 euros. En 2022, esta Red cuenta de nuevo con una aportación de 150.000 euros por parte del departamento que dirige Isabel Blanco.

Por otra parte, está prevista la firma de un convenio con el Consejo de Cámaras que desarrollará nuevas acciones para fomentar el empleo de la mujer en el mundo rural y el liderazgo femenino. A través de este acuerdo, se establecerán sinergias de colaboración, dentro del marco de la Red de Igualdad de Mujer Rural, entre mujeres emprendedoras en el ámbito rural, el Consejo de Cámaras y la propia Administración con el objetivo de detectar y especificar necesidades a la hora de emprender un negocio y abordar de forma activa diferentes acciones.

La Junta destina 140.000 euros a la formación de la mujer rural
Comentarios