lunes 6/12/21

La Junta de Castilla y León destina más de 300.000 euros a cuatro acciones humanitarias

Ordenación del Territorio y Acción Exterior, la concesión directa de cuatro subvenciones con las que se contribuye a las labores de acción humanitaria que Médicos del Mundo, Cruz Roja Española, FarmaMundi y el Comité Español de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA) realizarán en Sudán del Sur y Sudán, República Democrática del Congo y Siria. El apoyo económico a acciones humanitarias que se desarrollan en zonas de alta vulnerabilidad, bien por crisis cronificadas, bien por afectar a poblaciones extremadamente desfavorecidas, es una de las prioridades para la política de cooperación internacional de este Gobierno autonómico.
ayuda humanitaria
ayuda humanitaria

La Junta de Castilla y León considera como prioridad abordar las emergencias humanitarias y las crisis humanitarias cronificadas, que se han visto agravadas por el impacto de la pandemia por las carencias de las entidades que tienen que hacer frente a las crisis o por la vulnerabilidad de los sistemas institucionales. Como acción humanitaria hemos de entender el conjunto de intervenciones de ayuda a las víctimas de desastres, tanto los desencadenados por desastres naturales como por conflictos armados, orientadas a aliviar su sufrimiento, garantizar su subsistencia, proteger sus derechos fundamentales y defender su dignidad, así como a prevenir los desastres.

Subvención de 100.000 euros a Médicos del Mundo, para intervenir en Sudán del Sur

Esta intervención humanitaria se enfoca a la mejora del acceso a servicios sanitarios básicos mediante la dotación de medicamentos y la implementación de clínicas móviles para garantizar el acceso en las zonas más afectadas por las inundaciones, en el Estado de Jonglei, en Sudán del Sur. El desarrollo de este proyecto se extenderá durante seis meses y beneficiará a más de 60.500 personas.

El condado de Twic East, adyacente al río Nilo, en Sudán del Sur, es una zona propensa a las inundaciones estacionales. Entre agosto y noviembre de 2020, los altos niveles de agua y las fuertes lluvias provocaron que todos los asentamientos en la frontera occidental del condado quedaran sumergidos, afectando gravemente a las carreteras y sobre todo a las infraestructuras sanitarias básicas. Más de 109.000 personas se han visto afectadas en Twic East, aunque la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) estima que este año 650.000 personas se verán afectadas por las inundaciones. Así mismo, no puede olvidarse que la presente crisis, se ha producido en un contexto históricamente marcado por decenios de conflicto armado, desplazamiento masivo de la población, inseguridad generalizada y falta de financiación pública, lo cual ha provocado que el sistema de atención de la salud, así como el estado de salud de la población de Sudán del Sur haya sido enormemente afectada. Pese al acuerdo de paz de 2018, el contexto económico, social y sobre todo sanitario sigue siendo crítico.

64.000 euros para una acción humanitaria de CRE en Sudán

Con esta acción humanitaria se mejorará el acceso a agua segura y a condiciones de saneamiento mediante la mejora de las infraestructuras de la red de abastecimiento de agua y la construcción y rehabilitación de letrinas y puntos de lavado de manos en el campo de refugiados de Ur Sangur. Con esta labor de Cruz Roja Española, más de 40.800 personas dispondrás de unas condiciones higiénicas más favorables.

Sudán es un país con una localización muy geoestratégica con un importante rol de estabilización regional en los aspectos humanitario, social, político y económico; de hecho, absorbe población refugiada de Sudan del Sur, Etiopía, Eritrea, Chad y Centro Centroafricana, entre otros países. Además tiene unos conflictos internos que traen una alta desestabilización al país, como el conflicto de Darfur. Sudán vive en la actualidad una crisis económica (inflación de un 380%) que está repercutiendo a todos los sectores y población, y muy especialmente a la población más vulnerable, como es la población refugiada. Toda esta situación global y nacional dificulta enormemente al estado a poder cumplir con sus obligaciones internacionales como garante de derechos de unos servicios mínimos.

En lugares como el campo de refugiados de Ur Sangur, el abastecimiento del agua no alcanza los 9 litros por persona y día, con puntos de agua muy escasos y la defecación al aire libre supera el 81 %, con el impacto que esto tiene sobre la salud, la salubridad e higiene.

FarmaMundi recibirá una subvención de 100.000 euros para intervenir en la República Democrática del Congo

La organización no gubernamental para el desarrollo FarmaMundi va a mejorar son su acción las capacidades locales del área de salud de Sake para la atención esencial de las personas más vulnerables (mujeres, niñas y niños, supervivientes de violencia sexual, personas mayores) afectadas por la erupción del volcán Nyirangongo, iniciada el pasado mes de mayo. Esto es, un total próximo a las 16.200 personas afectadas. Esta acción humanitaria se efectuará hasta mediados del próximo año. 

La intervención propuesta por FarmaMundi se va a centrar en esta localidad pequeña de poco más de 63.600 habitantes, situada a 27 km de Goma y con tres estructuras de salud operativas. Sake ha recibido a más de 150.000 personas, que se han visto forzadas al desplazamiento tras la destrucción y la amenaza que ha supuesto para gran parte de la ciudad de Goma la erupción del volcán. El avance de la lava sobre la ciudad cortó las principales vías de comunicación, paralizó el aeropuerto internacional de Goma y destruyó 4.044 casas y 130 campos de cultivo. En esa primera noche, más de 30.000 personas abandonaron sus casas y se refugiaron en centros de evacuación, con familias de acogida o en las propias calles.

Ha de tenerse en cuenta, además de lo sucedido, que a pesar de que en 2003 se declarara oficialmente el fin de la guerra civil, la República Democrática del Congo está inmersa en una de las situaciones humanitarias más complejas y desafiantes en el mundo, con múltiples conflictos que afectan a varias partes de su vasto territorio, entre ellas la parte este del país, donde se encuentra Kivu Norte. Esta situación tiene importantes repercusiones sobre la población civil, sujeto recurrente de abusos y vulneraciones sistemáticas de derechos humanos.

Comité Español de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA) recibirá una subvención próxima a los 74.000 euros

Desde la Junta de Castilla y León se ayuda económicamente, con 73.922 euros, esta acción humanitaria dirigida a la adquisición y distribución de equipos de laboratorio para el seguimiento de los y las pacientes y diagnosticar cualquier enfermedad que puedan presentar, con especial atención al diagnóstico de enfermedades infecciosas y seguimiento de enfermedades crónicas, que se suministrarán a los nueve centros de salud de UNRWA en Siria. La compra de estos equipos beneficiará a 120.000 pacientes de esos centros de salud seleccionados en la propuesta, y que prestan su servicio a unas 59.000 personas.

Después de más de una década de conflicto, la crisis humanitaria en Siria es una de las más graves del mundo, con 11,7 millones de personas que están afectadas dentro del país. Unos 14,6 millones de personas requieren acceso a agua segura, 5 millones de niñas y niños requieren asistencia humanitaria y 490.000 viven en áreas sitiadas o de difícil acceso. Esta crisis ha afectado muy seriamente al sistema de salud en el país, dejando a millones de personas en situación de emergencia humanitaria permanente sin atención sanitaria.

La Junta de Castilla y León destina más de 300.000 euros a cuatro acciones humanitarias
Comentarios