domingo 24/10/21

Las farmacias de CyL, a la espera de implantar “el consentimiento informado” de los test de autodiagnóstico

Este consentimiento se ofrece ya en las farmacias de Navarra y Cataluña y permite disponer de los datos del paciente para comunicar el resultado al Sistema de Salud
Varios test de autodiagnóstico que desde hoy se pueden dispensar sin receta médica
Varios test de autodiagnóstico que desde hoy se pueden dispensar sin receta médica

Desde este martes, las farmacias zamoranas ya disponen de test de autodiagnóstico de venta al público sin necesidad de presentar una receta médica. Si bien, deben ser los propios ciudadanos los que den parte del positivo al Sistema de Salud para que el caso compute en el conteo diario. 

Las farmacias de Castilla y León han solicitado a la Consejería de Sanidad de la Junta la autorización para que se implante “el consentimiento informado”, un modelo que recoge los datos del ciudadano al que se le vende ese test como forma de facilitar la información directamente a Sanidad. Un modelo que ya se ha implantado en las farmacias de Navarra y de Cataluña y que también están abordando o tanteando otras CCAA como la de Madrid o Murcia pero que aún no lo tienen formalizado. Así lo ha confirmado el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Juan Prieto. 

Prieto ha destacado la figura del farmacéutico como un profesional "perfectamente capacitado" para transmitir a la población la importancia de que ante cualquier tipo de positivo se confirme por vía PCR, lo que requiere un aislamiento inmediato y ponerse en contacto con los servicios sanitarios -a través del teléfono Covid de CyL 900 222 000 ó bien llamando a su centro de salud- para que ofrezcan las instrucciones pertinentes.

En este sentido, las farmacias de toda la comunidad disponen de una guía básica de actuación sobre la venta de los test de autodiagnóstico que abarca desde cómo se deben realizar, cuáles son sus ventajas terapéuticas, los resultados y las indicaciones de actuación al usuario conforme a ese resultado. 

En todo caso, será el paciente quien tenga por el momento la capacidad final de decisión -y en quien recaiga por lo tanto la responsabilidad directa- de comunicarlo a los servicios sanitarios, siempre y cuando esa autorización no llegue por parte de la Consejería. Otra opción Prieto sería potenciar la herramienta del servicio de mensajería que se ofrece dentro del sistema de receta electrónica y que Prieto considera que también podrían facilitar la adecuada coordinación y comunicación de datos entre las farmacias y los médicos. 

En todo caso, las casi 2.000 farmacias de toda Castilla y León han mostrado su disposición para colaborar de manera muy intensa con los servicios sanitarios. 

Comentarios