miércoles. 17.07.2024
Embalse de Ricobayo (2)
Embalse de Ricobayo (2)

Los embalses de la cuenca gestionados por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) cuentan hoy con un volumen de agua embalsada de 1.383,5 hm3, lo que representa un 48,5% de su capacidad total, con 109 hm3 más en la última semana, un valor que supone casi quince puntos porcentuales más que hace un año y cerca de seis por encima de la media de la década.

Las importantes precipitaciones registradas en las últimas semanas, de forma especialmente intensa en el oeste de la cuenca, confirman un inicio de año hidrológico excepcional en cuanto al aumento de las reservas se refiere.

Todos los embalses presentan una situación más favorable respecto al año pasado por estas mismas fechas, con subidas extraordinarias y un volumen almacenado muy superior al habitual para esta época del año hidrológico especialmente destacado en los sistemas Tormes (Santa Teresa), casi al 73% de su capacidad total; Carrión (Compuerto y Camporredondo), que se encuentra rozando el 53%, siete puntos porcentuales más que hace un año; y Tuerto (Villameca), casi al 75% de volumen embalsado.

En fase de recuperación tras dos años sucesivos de sequía, con valores de reserva muy por debajo de las habituales, se sitúa el sistema Pisuerga (Aguilar, Requejada y Cervera), cerca del 25% % de su capacidad total, frente al apenas 11% de hace doce meses, y con casi 8 hm3 más en la última semana.

Las lluvias registradas han aumentado las reservas de manera general en la  cuenca permitiendo una recuperación que avanza también en el sistema Esla, tanto en el embalse de Porma, al 35,6% de su capacidad, como en el de Riaño, que se acerca al 38%.

Por su parte, los sistemas Órbigo, Arlanzón, Alto Duero, Riaza, Adaja y Águeda se encuentran en un buen estado, con niveles de embalse superiores a los normales para esta fecha.

Este buen inicio de año hidrológico da continuidad al final del año hidrológico anterior, cuyo mes de septiembre, con las precipitaciones y bajada de temperaturas registradas, permitió un descenso muy importante de las demandas asociadas a los embalses.

De este modo, en todos los sistemas de explotación se consiguió disponer a 30 de septiembre de 2023 de unas reservas superiores a los objetivos marcados previamente, a pesar de haber sufrido una primavera muy difícil.

Los embalses del Duero marcan un inicio de año hidrológico excepcional gracias a las...