miércoles. 17.08.2022

Castilla y León, Asturias y Cantabria trabajan en el plan rector de uso y gestión del Parque Nacional de los Picos de Europa

La Comisión de Gestión del Parque se reúne en Tresviso (Cantabria) para dar el visto bueno al proceso de aprobación de este documento y la actualización del plan de actividades para 2022. Los consejeros de las tres comunidades autónomas presentes en la reunión defienden que los controles de lobo son esenciales para asegurar la convivencia con la ganadería extensiva

Reunión
Reunión

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones,  ha participado esta mañana, en la localidad cántabra de Treviso,  junto a los consejeros de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado de Asturias, Alejandro Calvo; y de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco,  en la reunión de la Comisión de Gestión del Parque Nacional de los Picos de Europa, en la que se ha dado el visto bueno al proceso de aprobación del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque, así como las modificaciones del Plan de Actividades y el presupuesto del Consorcio aprobadas en la última reunión del Patronato, celebrada este mes en Tama, para la anualidad de 2022. Así, se ha dado el visto bueno a la redacción del documento de inicio para el procedimiento de evaluación ambiental estratégica del PRUG del Parque.

Los tres consejeros han coincidido en destacar que las tres comunidades autónomas están trabajando para tener listo este año el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque, que permitirá agilizar y simplificar los trámites para la realización de actividades, dependiendo del tipo de propiedad y de la zonificación del espacio que establece esta planificación, afectando a aquellas actividades consideradas como tradicionales, de mantenimiento y deportivas de gran tradición.

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha confiado en que la aprobación del PRUG sea ‘un antes y un después’ en la gestión del Parque a la hora de garantizar recursos, instrumentos y financiación a sus territorios, además de dotarle de mayor seguridad jurídica en el objetivo común de las tres comunidades autónomas de compatibilizar la conservación, el aprovechamiento y el disfrute de los recursos del Parque.

‘Tan importante es conservar su espectacular patrimonio natural como procurar el desarrollo socioeconómico de sus habitantes’, ha subrayado el consejero Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de Cantabria, Guillermo Blanco.

Por su parte, el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado de Asturias, Alejandro Calvo, ha mostrado su satisfacción por que el PRUG siga avanzando en el objetivo de las tres comunidades autónomas que gestionan el Parque de contar con una herramienta de gestión útil que permita agilizar las autorizaciones y los usos tradicionales, así como avanzar en el desarrollo de las infraestructuras que contribuyan a mejorar la actividades y el día a día de los vecinos de sus territorios.

Gestión del lobo

Los consejeros de Castilla y León, Asturias y Cantabria han aprovechado el encuentro para reafirmar su compromiso con una gestión integral del lobo que asegure su convivencia con la ganadería extensiva, lo que exige la realización de controles de ejemplares que no ponen en riesgo la conservación de la especie, cumpliendo las exigencias de la orden ministerial que regula el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección (LESPRE).

Los tres consejeros han coincidido en defender que los controles que han decidido poner en marcha de manera conjunta y coordinada no afectan al estado de conservación de la especie y han precisado que ‘no son controles indiscriminados sino actuaciones de cirugía que no afectan a la masa biológica de la especie y que se realizarán sobre determinadas manadas y en determinadas zonas en las que los ataques del lobo sobre la ganadería son recurrentes y muy importantes’.

Han señalado que las actuaciones de control anunciadas que se realicen en las comunidades autónomas por supuesto que cumplirán con las exigencias que establece el LESPRE porque ‘los daños del lobo sobre la ganadería son recurrentes y significativos y los controles se van a realizar de la forma más cercana posible al perjuicio causado por la especie sobre la ganadería’.

Tanto Suárez-Quiñones como sus homólogos de Asturias y Cantabria han recordado que la especie, incluso con los datos que maneja el propio Ministerio, ha mejorado de forma significativa, tanto en su área de distribución como en sus poblaciones durante los últimos 20 años.

Han criticado el rechazo de la ministra Ribera al diálogo directo que las comunidades autónomas han solicitado en todo momento para imponer su decisión unilateral de incluir al lobo en el LESPRE sin el respaldo de ningún criterio técnico ni científico.

Una decisión que, según han explicado, perjudica de una manera muy importante y evidente al sector primario y, en particular, a la ganadería extensiva, que ya cuenta con otros problemas graves, tales como el precio de las materias primas, el combustible o los piensos.

‘El Ministerio está privando a las comunidades autónomas de las herramientas que estaban permitiendo la convivencia razonable entre la ganadería extensiva y el lobo porque está suponiendo la puntilla final’, han lamentado.

Castilla y León, Asturias y Cantabria trabajan en el plan rector de uso y gestión del...
Comentarios