sábado. 20.04.2024
Agricultor. Foto de archivo
Agricultor. Foto de archivo

Lograr que exista relevo generacional en el campo es fundamental para garantizar el futuro de la agricultura, la ganadería y el desarrollo rural en Castilla y León. Por ello, desde la Junta de Castilla y León cada año se impulsan diferentes medidas para lograrlo.

Así, uno de los objetivos de legislatura de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural es lograr alcanzar las 650 incorporaciones de jóvenes al año, objetivo que en el pasado 2023 se ha superado con creces al registrar un total de 766 solicitudes de incorporación de jóvenes para las ayudas destinadas a tal fin y que cuentan con un presupuesto de 46,5 millones de euros.

Además de esta partida, los jóvenes ya titulares de explotaciones agrarias pueden acceder a ayudas a inversiones para modernizar y mejorar la competitividad y eficiencia de sus explotaciones agrarias. En esta línea se han solicitado, en la convocatoria de 2023, 570 ayudas de titulares jóvenes, con edad comprendida entre 18 y 40 años, con un importe de ayuda superior a 24,6 millones de euros.

Para promover la cooperación para la sucesión de explotaciones agrarias, en el año 2023 se han convocado ayudas por un importe de más de 5,67 millones de euros destinadas a compensar a los agricultores o ganaderos, básicamente en edad de jubilación, que decidan cesar en su actividad agraria, trasmitiendo su explotación a jóvenes agricultores u otros agricultores, nuevos o no, que no superen los cincuenta años de edad. Con cargo a esta convocatoria se están tramitando 138 solicitudes con 79 cesionarios de menos de 41 años y 8 sociedades cesionarias con socios menores de 41 años. La previsión es hacer una nueva convocatoria en este 2024.

Crecimiento de número de alumnos en FP Agraria

Respecto al aspecto formativo de los jóvenes, la Consejería presenta una amplia oferta de posibilidades para asegurar el nivel de conocimientos y habilidades específicas que permitan desarrollar la actividad agraria con las máximas garantías. Como formación reglada se imparten 19 ciclos de Formación Profesional -10 de grado medio y 9 de grado superior- en los ocho centros integrados de Formación Profesional Agraria, gestionados por la Consejería.

El número de alumnos matriculados en estos centros crece año tras año; en el curso 2023-2024 se han alcanzado los 643 alumnos matriculados frente a los 614 del curso pasado.

Respecto a la formación no reglada, en el año 2023 también se duplicó el número de alumnos asistentes a las 168 acciones formativas programadas, alcanzando los 3.000 asistentes, siendo un alto porcentaje de alumnos jóvenes titulares de explotaciones agrarias o relacionados con el sector. Dentro de esta formación no reglada, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural impulsa también 50 cursos anuales de incorporación a la empresa agraria destinados a jóvenes que quieren iniciar su actividad en el sector y cuya participación ha alcanzado los 1.000 asistentes.

Por último, la Consejería también promueve acciones de formación profesional agraria no formal, a través de convocatorias de ayudas dirigidas a entidades de formación reconocidas relacionadas con el sector agrario, el sector agroalimentario y/o el medio rural para satisfacer otras demandas formativas destinadas fundamentalmente a los requerimientos de los jóvenes del sector. Estas ayudas están cofinanciadas con el FEADER, dentro de las actuales intervenciones del PEPAC, habiéndose publicado ya dos convocatorias de estas ayudas, alcanzando un presupuesto de 2 millones de euros y la previsión de superar las 500 acciones formativas.

Un total de 766 jóvenes se adentran en el sector agrario en 2023