lunes 24/1/22
Huesos de Santo por Jorge Alonso (Caprichosdejorge)

Con la llegada de la fecha del Día de Todos los Santos, las pastelerías comienzan a llenarse de productos típicos, en esta ocasión elaboramos los Huesos de Santo, un postre típico de Castilla y León, que actualmente están muy difundidos por toda la geografía española.

Los huesos son elaborados con mazapán, de forma cilíndrica rellenos de yema, aunque son multitud la cantidad de sabores que nos ofrecen en el mercado.
Existen varias formas de elaboración, yo os presento una de ellas.

Ingredientes, Mazapán

  • 150 grs. de almendras enteras o harina de almendra
  • 150 grs. de azúcar glas
  • 20 grs. de clara de huevo

Elaboración

Juntar los 150 grs. de almendra, 150 grs. de azúcar glas y los 20 grs. de clara de huevo. Trabajar la mezcla hasta obtener una pasta compacta e homogénea.

No incorporar más de la cantidad correspondiente, ya que la almendra contiene grasa y nos aportara toda la humedad deseada.
Dejar reposar unos minutos.

Ingredientes, yema

  • 4 yemas de huevo
  • 100 grs. de azúcar
  • 50 grs. de agua

Elaboración

En un cazo en el fuego hacer un almíbar con el agua y el azúcar a punto de "hebra regular".
Batir las yemas solas y añadir poco a poco el almíbar sin dejar de remover.
Poner al baño María la yema, moviendo hasta que espese. También puedes cuajarlo en un cazo como si de una crema pastelera se tratara
*No debe hervir, ya que se podría cortar.

Ingredientes, glasa

  • 175 grs. de azúcar glas
  • 30 grs. de agua

Elaboración

Mezclar bien los ingredientes.

Montaje de los huesos de santo

En un mesa espolvoreada previamente con azúcar glas estirar la masa, dejando un grosor aprox. de 3-4 mm y hacer cuadros de cinco (5) por cinco (5) centímetros.
Con ayuda del palo de una cuchara de madera o un lápiz, enrollar el cuadrado de mazapán sobre el palo formando un cilindro, dejar reposar unas horas hasta que el mazapán comience a endurecerse. Rellanar los huesos con la yema pastelera, con ayuda de una manga pastelera o similar. Bañar en la glasa los huesos para conseguir brillo, y dejar secar en una rejilla.
Una vez secos, ya tenemos listos nuestros Huesos de Santo.

Huesos de Santo
Comentarios