miércoles. 17.04.2024
11d82677-85e9-4542-b133-6293e71b0ce0
Fernando Ruiz, entrenador del Balonmano Zamora

Un parón de una semana que “ha venido bien” para recuperar a los que “están tocados”, ha asegurado Fernando Ruiz, entrenador del Balonmano Zamora que vuelve a la pista con positividad ante todo.  

Con el objetivo de enfrentar el próximo encuentro contra el Caserío Ciudad Real este domingo a las 12:00 horas en el Ángel Nieto, el equipo se prepara para salir con fuerza, como si estuvieran luchando por ascender.

A pesar de la difícil situación en la tabla, Ruiz mantiene un enfoque optimista; “virtualmente estamos descendidos, pero yo soy muy cabezota y transmito al deporte que aunque la cosa esté muy complicada, tenemos que seguir dando la cara y jugando partidos". Aunque reconoce el desafío, el entrenador ha destacado la importancia de seguir trabajando con determinación, tratando cada partido como si fuera una oportunidad de ascender.

El Caserío Ciudad Real se presenta como un rival formidable con posibilidades de alcanzar la fase de ascenso, según el análisis de Ruiz. Sin embargo, los zamoranos confían en su capacidad para competir al más alto nivel. En los últimos partidos, han demostrado su valía "jugando a lo nuestro", enfrentando a cualquier equipo en la tabla con determinación y coraje.

Con la esperanza renovada y el compromiso intacto, el Balonmano Zamora está listo para desafiar al Caserío Ciudad Real este domingo. Con cada jugador decidido a dar lo mejor de sí mismo, el equipo se prepara para luchar hasta el último minuto, demostrando que su espíritu competitivo permanece intacto a pesar de las adversidades.

Un balonmano zamorano que “seguirá dando la cara” a pesar de estar virtualmente descendido