viernes. 24.05.2024
Partido de ida La Gran Final entre el Odilo Cartagena y el CB Zamora Enamora
Partido de ida La Gran Final entre el Odilo Cartagena y el CB Zamora Enamora

El Palacio de Deportes de Cartagena acogía el primero de los 40 minutos de esta Gran Final en la que lo que está en juego son palabras mayores. Con la vista puesta en el ascenso a la LEB Oro, los de Saulo Hernández llegaban dispuestos a darlo todo y hacer valer ese ansiado equilibrio entre el fuego interno de unos Playoff históricos y las necesarias dosis de contención. 

En un encuentro en el que los blanquiazules demostraron su dominio absoluto del partido (43-56) pero que en el electrónico se traducía en una distancia liviana y digna de una cita de estas características, el Cartagena trataba de hacer valer el factor diferencial de un público entregado y con un aforo casi completo dispuesto a arropar a los suyos en la lucha por el sueño. El ala pívot estadounidense Kevin Bukingham impuso su mente ganadora y se erigió como el máximo anotador del encuentro al encajar 28 puntos. 

El primer cuarto finalizaba con un 12-17 favorable al club zamorano con un Odilo noqueado frente a un CB Zamora Enamora crecido y metido en el juego y que recibía los continuos elogios de los narradores del partido encargados de acercar el minuto a minuto del encuentro a la afición zamorana que se quedó sin poder bajar al sur. 

La distancia se mantenía en un segundo cuarto (32-37) en el que el Zamora continuaba siendo fiel a su defensa siguiendo la línea marcada por el técnico y que les ha llevado a disputar una temporada histórica en la liga regular de la LEB Plata. A la espera de que los locales se metieran en el partido, los de Saulo se mostraban infalibles en cada jugada yendo al descanso con la sensación de tener prácticamente medio camino hecho. 

Los terceros 15 minutos permitían al club visitante aumentar ligeramente su diferencia anotadora yéndose hasta los 13 para finalizar con un 43-56 que prácticamente sentenciaba el encuentro. Zamora no se contentaba con su colchón de puntos y se amparada en sus jugadores talento y en el considerado el mejor quinteto de la LEB Plata para ampliar al máximo la ventaja y, con ello, las sensaciones de cara al encuentro ya en un Ángel Nieto con un público dispuesto a mostrar la euforia y confianza en los suyos. 

Los de Saulo no se vinieron abajo con el paso de los minutos ni concedieron tregua a in Odilo que en los dos últimos minutos trataba de recortar. La afición redoblaba el apoyo para animar al conjunto cartaginense empeñado en impedir a los zamoranos una victoria fácil. De estar prácticamente desconectado del partido a reengancharse, el Odilo lograba ponerse a tan sólo nueve puntos de distancia confiando en una vuelta de tuerca en los 38 segundos finales antes de la bocina final. 

Una ventaja que finalmente logró defender el CB Zamora Enamora y que lleva al club a soñar, ahora sí, con un poco más de posibilidades, los deberes hechos y el reto de defender esta victoria en el partido de vuelta en casa. 

Un Zamora Enamora fiel a su defensa acaricia el sueño oro con su victoria en Cartagena