lunes. 22.04.2024

Una Sierra de la Culebra que vuelve a nacer cada verano

Música tradicional, conciertos y expositores conforman este encuentro que busca atraer el turismo hacia este rincón de Zamora para que conozcan los productos, las tradiciones, las personas y los oficios que hacen de esta provincia un lugar único

Con el propósito de sanar esas heridas y mirar hacia adelante, cada año 'La Sierra Renace' se llevará a cabo en un pueblo diferente. Desde la mañana hasta altas horas de la noche habrá una gran participación en este encuentro que busca la reconstrucción del alma

La Sierra Renace_7
La Sierra Renace_7

El espíritu de resiliencia y solidaridad se hace eco una vez más en los corazones de los zamoranos este año. La asociación 'La Culebra no se calla' ha anunciado el regreso de 'La Sierra Renace' para el próximo 6 de julio, después del rotundo éxito del año anterior. Aunque el lugar exacto aún está por confirmarse, ya se preparan para un evento que promete ser un rayo de esperanza en medio de la oscuridad.

En el fatídico verano del 2022, numerosos pueblos fueron devastados por incendios que dejaron cicatrices en el paisaje y en los corazones de sus habitantes. Con el propósito de sanar esas heridas y mirar hacia adelante, cada año 'La Sierra Renace' se llevará a cabo en un pueblo diferente. Desde la mañana hasta altas horas de la noche habrá una gran participación en este encuentro que busca la reconstrucción del alma.

Música tradicional, conciertos y expositores conforman este encuentro que busca atraer el turismo hacia este rincón de Zamora para que conozcan los productos, las tradiciones, las personas y los oficios que hacen de esta provincia un lugar único. Así, este evento es mucho más; es un símbolo de esperanza, de resistencia y de la voluntad de una comunidad que se niega a rendirse ante la adversidad. Es un recordatorio de que, incluso en medio de las cenizas, siempre hay espacio para el renacimiento y la renovación. Porque, como dice el proverbio, después de la tormenta siempre llega la calma, y con ella, la promesa de un nuevo amanecer.

Una Sierra de la Culebra que vuelve a nacer cada verano