viernes. 24.05.2024
Concentración Faramontanos de Tábara contra las macrogranjas porcinas
Concentración Faramontanos de Tábara contra las macrogranjas porcinas

La Asociación Pueblos Unidos de la Comarca de Tábara ha celebrado una nueva protesta por la construcción de la macrogranja porcina que se va a instalar en el término municipal. En la lectura del manifiesto, reiteran su descontento ante la postura mantenida por el ayuntamiento y animan a la población a seguir apoyando las protestas que han permitido obtener documentación sobre el proyecto. 

Tras la lectura del manifiesto se ha realizado una rifa, en la que se han sorteado tres premios entre los participantes. Los premios, donados por miembros de la asociación, han sido una cena en un establecimiento de hostelería de la comarca, una cesta de productos de la tierra y otra cesta de productos de la huerta. El primer y el segundo premio se han entregado a los afortunados, que se encontraban en la concentración. El tercer premio estaba ausente. La información de la rifa se colgará en las redes sociales de la asociación para que todos los socios y participantes la conozcan. 

La rifa se ha organizado para recaudar fondos con los que financiar las acciones impulsadas por la asociación en su lucha contra los proyectos de macrogranjas porcinas que amenazan la comarca de Tábara. Desde la Asociación Pueblos Unidos de la comarca de Tábara, agradecemos a todos los participantes que hayan colaborado con la iniciativa. El agradecimiento es especial a los socios que, altruistamente, han donado los premios.

"La lucha contra las granjas industriales porcinas continúa. Somos conscientes de que algunos de nosotros nos podríamos sentir desanimados ante el avance de las obras de la macrogranja de Faramontanos de Tábara. 

Sin embargo, éxitos como el último cosechado ante la justicia, que nos ha permitido obtener por la vía judicial documentación sobre el proyecto a la que teníamos derecho y que nos estaba ocultando el Ayuntamiento, nos tienen que animar también a seguir adelante. 

Si algo hemos aprendido en estos años es que solo luchando se consiguen mejorar las cosas. Si por algunos ayuntamientos fuera, como en el caso de Faramontanos,  los vecinos no tendrían ningún tipo de información sobre los proyectos de macrogranjas. Prácticamente se enterarían cuando estuvieran en construcción. 

Si hubiera sido por el Ayuntamiento de Faramontanos, la macrogranja también se habría construido mucho antes. Sin informar a los vecinos, sin informar a la oposición, habrían ido dando pasos y, ahora, la granja estaría más que construida. 

Sin embargo, con nuestras protestas, nuestras exigencias de información y nuestros escritos hemos conseguido obligarles, al Ayuntamiento y a la empresa, a cumplir a rajatabla toda la normativa. A informarnos, a informar a los vecinos. Y eso ha retrasado el proyecto hasta ahora. 

Por ese motivo tenemos que seguir en esta lucha. Frente a ayuntamientos que ponen una alfombra roja a la ganadería industrial y hacen todo lo posible para favorecerla, la Asociación Pueblos Unidos de la comarca de Tábara va a exigir siempre que se cumpla estrictamente la norma. Y va a defender los intereses de los vecinos, que parece que a algunos sólo les importan cuando tienen que ir a votar. 

Vamos a seguir muy vigilantes, controlando las obras de Faramontanos y también el funcionamiento de la granja de Pozuelo. Que ambos proyectos hayan seguido para adelante no va a significar que nosotros abandonemos la lucha. 

Como vecinos de la comarca de Tábara continuamos defendiendo nuestros pueblos. Un medio rural sostenible en el que quepamos todos. Los pueblos no son de unos pocos elegidos, que parece que tienen derecho a cualquier cosa. Los pueblos son de todos los vecinos y, por ese motivo, no podemos consentir que se conviertan en un estercolero. 

No nos vamos a cansar de repetir que las granjas industriales porcinas contaminan. Sus purines contaminan la tierra, contaminan las aguas, contaminan el aire. Y todo lo que contamina es dañino para el ser humano. Nosotros anteponemos la salud de nuestros hijos y nietos a la riqueza que generan estas macrogranjas para los promotores, quienes ni están en nuestros pueblos ni se les espera. 

Que no os engañen. Las macrogranjas no generan riqueza para los pueblos ni son la solución a los problemas de despoblación. No crean ni un puesto de trabajo y, con su mera presencia, desincentivan el asentamiento de población y la creación de negocios turísticos y hosteleros. 

Los vecinos de la comarca de Tábara seguimos y seguiremos oponiéndonos a las granjas industriales. Seguimos pidiéndole a la Junta de Castilla y León una moratoria en la concesión de nuevas licencias. Toca parar y reflexionar. No se pueden conceder licencias sin ningún tipo de control ya que los daños que generan estos proyectos de macrogranjas son irreversibles. 

Ahora es el momento de ponerle freno a esta sinrazón. Luego será demasiado tarde". 

Faramontanos de Tábara mantiene su negativa a la instalación de la macrogranja porcina