lunes. 27.06.2022

La Banda de Jesús Nazareno puso la música a la procesión de San Isidro Labrador que se celebró en Monfarracinos. La bendición de campos volvió a resurgir de la tradición de un pueblo que se encomienda al santo para pedir agua para unos terrenos secos debido a las temperaturas veraniegas que llegan antes de tiempo, con temperaturas que han alcanzado los 32 grados.

Tras la procesión, la Cámara Agraria volvió a ofrecer tras dos años de pandemia el tradicional refresco en la Plaza de la Iglesia antes de que los vecinos se animaran a bailar en el baile vermú.

La jornada festiva concluyó con castillos hinchables para los más pequeños tras una jornada de sábado en la que no faltó la verbena a cargo de Sándalo y la gymkana Humor Amarillo que hizo reír a participantes y "mirones".

Monfarracinos honra al patrón de los agricultores
Comentarios