miércoles 25/5/22

La carta a los Reyes Magos de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Aliste

Los alistanos y alistanas piden a sus Majestades unos gobernantes más preocupados por el bien común que por sus sillones

Cartel en defensa de la sanidad rural en un pueblo de Aliste
Cartel en defensa de la sanidad rural en un pueblo de Aliste

La Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Aliste envía a los Reyes Magos una particular carta en nombre de todos y todas los alistanos.

Queridos Reyes Magos:

Desde estas tierras de Aliste, tierras de gente sencillas y acogedoras, queremos haceros llegar estas letras sabiendo que son sus Majestades los únicos que pueden tener oídos para escuchar nuestras justas peticiones.

Nos da mucha pena ver como las personas que deberían estar atentas a nuestra Salud, se han ido convirtiendo en pequeños Herodes más preocupados por sus sillones que acaban creando Santos Inocentes en nuestros pueblos.

Los tiempos pasan y con ellos se traspasan los collares, pero parece que la esencia sigue siendo la misma: el dinero y el poder cuentan más que las personas.

Pero vosotros, que supistéis desviar vuestros camellos de los palacios hasta el pesebre sabéis que aquí, en Aliste, tenemos unas necesidades porque ser pocos no resta derechos.

Y aquí nuestras peticiones:

-Que nos traigáis el oro de una Sanidad Rural digna. Nos conformamos con que cada uno de nuestros pueblos, por pequeño que sea, tenga la visita del médico, al menos, una vez a la semana sin necesidad de tener que pelearnos con un teléfono que no se coge y que cuando se coge, nos encontramos con la sorpresa de que tenemos que saber que extensión marcar. 

-El incienso de unos gobernantes cuyo aroma no sea el olor de los votos si no el perfume de aquellos que saben sentarse a dialogar porque les interesa el bien común, no sus intereses particulares. ¡Hay tanto ruido político!.

-Queremos la mirra, ese ungüento que nos resucite a nosotras mismas de las veces que nos dormimos y no protestamos. Queremos que nos despertéis para que de la rabia por el trato recibido, pasemos a la verdadera lucha de crear una Sanidad Rural digna. Si permanece unidas, conseguiremos lo que nos merecemos. Nuestra salud merece nuestra presencia en la calle.

¿A qué no es mucho lo que pedimos? Son cuestiones de sentido común y esperamos que sus Majestades tengan a bien atender estas peticiones.

Aquí en Aliste siempre tendrán una lumbre, un cacho de chorizo y una buena y acogedora conversación.

PD: No pasen ustedes por el palacio de Herodes. Nunca se sabe las tretas que pueden usar.

La carta a los Reyes Magos de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Aliste
Comentarios