jueves. 07.07.2022

La salud mental no debe ser un tabú

Más de 2,1 millones de personas sufren algún cuadro depresivo en España y el 5% tiene diagnosticada ansiedad. Nuestro país es líder en el consumo de psicofármacos y ansiolíticos
imagen de archivo joven llorando
imagen de archivo joven llorando

Cuidar nuestra cabeza es tan importante como protegerse físicamente. Cuando nos encontramos enfermos, tenemos fiebre, nos duele el estómago o la cabeza, acudimos al médico, ¿y si el dolor va más allá? ¿y si lo que duele es el alma? La solución es recurrir a un especialista.

Luchar contra el estigma de la Salud Mental es una batalla complicada que aún perdura en el Siglo XXI. Si es cierto que ya no hay manicomios de película de terror, en los que se azota, se mete en jaulas o se encadena. Ahora hay profesionales que nos ayudan a luchar contra estas enfermedades que son invisibles y hacen que nuestra alma se apague.

No debe haber miedo, ni vergüenza para pedir ayuda. Ese es el principal problema de la salud mental; el terror a las etiquetas, el ser tachado, los prejuicios y la ignorancia. Más de 2,1 millones de personas sufren algún cuadro depresivo en España y el 5% tiene diagnosticada ansiedad. Nuestro país es líder en el consumo de psicofármacos y ansiolíticos.

Y es que, la salud mental es tan importante que, si fuéramos conscientes daríamos un giro de 180 grados a nuestras vidas. Hay que hablar del cuidado y de la calidad de nuestros pensamientos; identificarlos, separar lo real de lo que no es. Hay que invertir, evitar las largas y eternas listas de espera, poder hablar de qué sucede cuando lo que te duele es el alma. Saber qué manos están dispuestas a sujetarte, aunque ni siquiera comprendan la razón de tu dolor. Hay que enseñar que cuando una puerta se cierra, también hay ventanas que se abren. Que ninguna tormenta dura cien años, aunque parezca que el sol no volverá a brillar. Sin embargo, el día menos esperado, vuelve a iluminar. Hay que ser más amables, empáticos y bondadosos. Darle un giro a esta sociedad que no mira, no siente, no hace suyo el dolor ajeno. Hay que ser faro, luz, puerto de todos aquellos que se encuentran buscando bocanadas de aire en medio del océano.

Nadie conoce tu historia, ni siquiera tú mismo consigues conocerte por completo algún día. A veces puedes tenerlo absolutamente todo y algo en ti no termina de encajar. La falta de empatía en una sociedad que solamente publica imágenes felices que esconden personas tristes. Todo el mundo libra una batalla, a veces la más difícil de todas, la de luchar contra tu propia cabeza un día tras otro. ¿Qué se puede hacer cuando piensas que eres tú peor enemigo? continuar por un sendero lleno de piedras en el que tropiezas una y otra vez. La depresión o la ansiedad no son un juego. De hecho, se trata de la primera causa de muerte en jóvenes; no son los accidentes, no es otra cosa que el cansancio de una lucha en el que hay pocos recursos para ser ayudados.

La salud mental es importante. La salud mental es fundamental para que podamos seguir funcionando.

La salud mental no debe ser un tabú
Comentarios