miércoles 19/5/21

Robo en Valladolid, el Zamora CF mereció la victoria. Si el VAR existiera en segunda B el Valladolid Promesas no hubiera ganado

El Zamora CF se desplazaba a Valladolid donde en los campos anexos del Estadio Zorrilla se enfrentó a un Valladolid Promesas que no puso fácil a los de Movilla la victoria ya que hoy el Zamora CF no ha sido el ganador oficial, pero si el moral y por supuesto el legal. Un verdadero atraco para quien pudo ver el partido via televisión. Hasta los comentaristas dieron por sentado que lo del arbitraje hoy será de comentar durante la semana puesto que las dos decisiones tomadas en ambos casos y que favorecieron al equipo vallisoletano no fueron ni mucho menos acertadas.

El Zamora CF se adelantaba con un tempranero gol de Íñigo Piña que ponía un 0-1 legal en un marcador que se mantendría hasta llegar al minuto 41. Un gol con polémica incluida a cuenta de una mano en pleno área del delantero del Valladolid promesas Fran Álvarez que debería haber anulado el colegiado. Una mano más que clara que el árbitro se comía y daba por válido un gol que nunca debía haber subido al marcador.
En el cómputo general de la primera parte, el Zamora CF hizo incursiones de calidad y mantuvo una dinámica de juego abierto y con todo el ímpetu con el que está acostumbrado a llevar los encuentros que le están llevando a ser uno de los equipos punteros de su categoría.
El segundo tiempo se iniciaba con menos tempo que se cerrara el primero. El Zamora CF iniciaba jugadas que siempre culminaba no dando opción al rival para iniciar ningún contraataque.
Varias jugadas malogradas dieron dos cartulinas amarillas y una roja que el árbitro mostró a Moha que se encontraba en la grada. También en una más que polémica escucha de pistolero el colegiado mostró cartulina roja a alguien en la grada que tuvo que ser acompañado por el personal de seguridad a la calle.
Cartulinas que dejaban al Zamora tocado y sin Moha para el próximo encuentro contra la leonesa en el Ruta de la Plata. Jhon Villanueva entre tanto pedía cabeza a sus compañeros en unos momentos en los que también Carlos Ramos ejercía de capitán y de expereincia pidiendo calma y tranquilidad. Salía Ángel Romero en el 63 y Sergio García se sentaba en el banquillo.
El físico empezaba a acusarse y ya en el minuto 90 un penalti inexistente volvía a poner en entredicho la calidad de un árbitro que se mostró casero a más no poder ya que con las dos erróneas decisiones ha sumido al Zamora CF en un posición inmerecida totalmente. 

Un penalti que detuvo en primera instancia Jhon Villanueva pero que en el rechace tuvo gol para los vallisoletanos. Un 2-1 ha sido el resultado final, en el que para nada se refleja el juego, el buen hacer de un Zamora CF enorme y el desastre que ha supuesto el arbitraje en este caso de un colegiado gallego el señor Alexandre López.
El desprecio final del saludo del árbitro al capitán zamorano Dani Hernández dan muestra de ello, una situación más que polémica que ha dado al traste con las aspiraciones de un Zamora que jugó mejor hizo los deberes, el gol y demostró que es un gran equipo.

Un orgullo para Zamora contar con un equipo que hoy lo hizo todo en el campo, ganó moralmente e hizo disfrutar con su juego. El arbitraje nefasto hasta para los propios hinchas del Valladolid que han asumido una victoria inmerecida para su equipo, esto es fútbol.

Movilla el técnico zamorano, felicitaba al equipo vallisoletano de forma caballeresca, y comentaba que "quejarse es de perdedores y el Zamora CF no es un equipo perdedor"

Comentarios