jueves. 18.08.2022

Última guardia para Carlos Redondo, otro grande de la manguera y el salvamento que se retira

Carlos Redondo Fresno, cuelga la manguera aunque tenemos claro que no el espíritu y el sentimiento de ayuda a los demás. Un merecido descanso tras más de 35 años de servicio a los demás llevan a este bombero zamorano a esa especial reserva que cumplen todos los que han salvado vidas, apagado fuegos, excarcelado heridos o protegido lo más importante que tiene el ser humano.
carlos bombero y camión
carlos bombero y camión

Carlos Redondo cuelga la manguera

Mi querido vecino, hombre solidario y manitas de la tapicería, esposo enamorado siempre, y padre ejemplar, también bombero y de los grandes se retira. 

Nadador empedernido, deportista de ni se sabe cuantos deportes, futbolero, y "niñón y niñero" hasta la saciedad. Solidario en silencio, semanasantero y escolta del paso de Longinos, vecino para siempre por mucho que hayamos cambiado de casa y de barrio.

carlos bombero longinos
Carlos Redondo bombero homenaje Longinos

Hace más de 30 años que conozco a Carlos, y a toda su familia. El cariño y la emoción no puede ser más grande con un hombre facilitador, solidario y sobre todo buen vecino y amigo además de bombero y de persona conocedora de las limitaciones de una Zamora que nunca ha dejado por muchas oportunidades que haya tenido de poder salir de ella. 

LONGINOS
Carlos Redondo LONGINOS

Tozudo en protocolos que salvan vidas, amable y como antes contaba, niñero hasta la saciedad, puesto que no habrá habido niño o niña que no haya pasado por el parque, que no haya sido aupado al "camión viejo" para tocar la campana. A alguno dejó también tocar la sirena en la escala o en los otros camiones en los días del patrón o en las muestras a los colegios. Al final te lo arreglaron "canalla" y orgulloso de ello estarás siempre, porque cierto que ha sido uno de los artífices de que el "camión viejo" tuviera definitivamente vida de nuevo aunque solo sea para poner de manifiesto que "lo viejo", cuidado luce siempre mejor, ojalá a Zamora le pasara lo mismo ( ironía).

La última Guardia, suena a despedida, pero todos sabemos que si huele a humo o alguien pide auxilio ese espíritu de ayuda saltará por donde se requiera, y Carlos volverá a salir "zumbando" a donde haga falta, ya sea aquí o en la provincia que también conoce al dedillo. 

Hoy un grande de los de rojo y azul colgará las botas, el compañero, amigo, corredor y nadador, ciclista y tapicero, futbolero e hincha del Zamora además de bombero. Un grande que se retira a un merecido descanso tras más de 35 año dando lo mejor y lo más grande que puede tener una persona, el sacrificio y el riesgo de salvar vidas como profesión y profesional. 

Carlos, nos vemos en  las calles siempre, y por supuesto en el parque, ya sea en el de Bomberos, en el de Olivares, en las Moreras...o cuidando de que la inmediatez de la intervención sea para bien y para ayudar al prójimo.

carlos bomberos zamora
Carlos Redondo bomberos Zamora

Última guardia para Carlos Redondo, otro grande de la manguera y el salvamento que se...
Comentarios